CADIES
funcion.html estadisticas.html leyes.html informacion.html listado.html
Quienes somos   atras
  Ley 17132. Ejercicio de la Medicina, Odontología, y de las actividades de colaboración con ambas disciplinas (Obstétricas, Kinesiólogos, Terapistas físicos, Ópticos Técnicos, Mecánicos Dentales, Dietistas, Auxiliares de Radiología, Auxiliares de Psiquiatría, Auxiliares de Laboratorio, Auxiliares de Anestesia, Fonoaudiólogos, Ortópticos,Técnicos de Ortesis y prótesis, Técnicos en calzado ortopédico).
     
 

REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 17.132
Enero 24 de 1967 En uso de las atribuciones conferidas por el artículo 59 del Estatuto de la Revolución Argentina, el Presidente de la Nación Argentina sanciona y promulga con fuerza de ley:

TíTULO I -
PARTE GENERAL

Artículo 1º- El ejercicio de la medicina, odontología y actividades de colaboración de las mismas en la Capital Federal y Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, queda sujeto a las normas de la presente ley y las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten.
El control del ejercicio de dichas profesiones y actividades y el gobierno de las matrículas respectivas se realizará por la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se establezcan en la correspondiente reglamentación.

Art. 2º- A los efectos de la presente ley se considera ejercicio:

a) de la Medicina: anunciar, prescribir, indicar o aplicar cualquier procedimiento directo o indirecto de uso en el diagnóstico, pronóstico y/o tratamiento de las enfermedades de las personas o a la recuperación, conservación y preservación de la salud de las mismas; el asesoramiento público o privado y las pericias que practiquen los profesionales comprendidos en el artículo 13;
b) de la Odontología: anunciar, prescribir, indicar o aplicar cualquier procedimiento directo o indirecto destinado al diagnóstico, pronóstico y/o tratamiento de las enfermedades buco¬dentomaxilares de las personas y/o a la conservación, preservación o recuperación de la salud bucodental, el asesoramiento público o privado y las pericias que practiquen los profesionales comprendidos en el artículo 24;
c) de las actividades de colaboración de la Medicina u Odontología: el de las personas que colaboren con los profesionales responsables en la asistencia y/o rehabilitación de personas enfermas o en la preservación o conservación de la salud de las sanas, dentro de los límites establecidos en la presente ley.

Art. 3º-Todas las actividades relacionadas con la asistencia médico-social y con el cuidado de la higiene y estética de las personas, en cuanto puedan relacionarse con la salud de las mismas, estarán sometidas a la fiscalización de la Secretaría de Estado de Salud Pública y sujetas a las normas de esta ley y sus reglamentaciones.

Art. 4º- Queda prohibido a toda persona que no esté comprendida en la presente ley participar en las actividades o realizar las acciones que en la misma se reglamentan. Sin perjuicio de las penalidades impuestas por esta ley, los que actuaren fuera de los límites en que deben ser desarrolladas sus actividades serán denunciados por infracción al artículo 208 del Código Penal.

Art. 5º- Para ejercer las profesiones o actividades que se reglamentan en la presente Ley las personas comprendidas en la misma deberán inscribir previamente sus títulos o certificados habilitantes en la Secretaría de Estado de Salud Pública, la que autorizará el ejercicio profesional, otorgando la matrícula y extendiendo la correspondiente credencial. Esta deberáser devuelta a la Secretaría de Estado mencionada cuando por cualquier circunstancia sea suspendida o anulada la correspondiente matrícula. Los interesados en su primera presentación, deberán constituir un domicilio legal y declarar sus domicilios real y profesional.
La matrícula es el acto por el cual la Autoridad Sanitaria (Secretaría de Estado de Salud Pública) otorga la autorización para el ejercicio profesional la que podrá ser suspendida en virtud de sentencia judicial firme o de acuerdo con lo establecido en el Título Vlll de la presente ley.

Art. 6º- La Secretaría de Estado de Salud Pública tiene facultades para controlar en todos los casos, la seriedad y eficiencia de las prestaciones, pudiendo intervenir de oficio, por demanda o a petición de parte interesada. La resolución que se dicte en cada caso al respecto no causará instancia.

Art. 7º- Los locales o establecimientos donde ejerzan las personas comprendidas en la presente ley deberán estar previamente habilitados por la Secretaría de Estado de Salud Pública y sujetos a su fiscalización y control, la que podrá suspender la rehabilitación y/o disponer su clausura cuando las condiciones higiénico-sanitarias, la insuficiencia de elementos, condiciones técnicas y/o eficiencia de las prestaciones así lo hicieren pertinente.
En ellos deberá exhibirse el diploma o certificado habilitante con su correspondiente número de matrícula.
Cuando una persoba ejerza en más de un local deberá exhibir en uno su diploma o certificado y en el o los restantes, la constancia de matriculación expedida por la Secretaría de Estado de Salud Pública, la que deberá renovarse con cada cambio de domicilio.
En los locales o establecimientos mencionados debe figurar en lugar bien visible al público el nombre y apellido o apellido solamente del profesional y la profesión, sin abreviaturas, pudiendo agregarse únicamente títulos universitarios que consten en la Secretaría de Estado de Salud Pública, días y horas de consulta y especialidad a la que se dedique conforme a lo establecido en los artículos 21 y 23.

Art. 8º- La Secretaría de Estado de Salud Pública, a través de sus organismos competentes inhabilitarápara el ejercicio de las profesiones y actividades auxiliares a las personas con enfermedades invalidantes mientras duren éstas. La incapacidad serádeterminada por una Junta Médica, constituida por un médico designado por la Secretaría de Estado de Salud Pública, quien presidirá la Junta, otro designado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y el restante podrá ser designado por el interesado. Las decisiones de la Junta Médica se tomarán por simple mayoría de votos.
La persona inhabilitada podrá solicitar su rehabilitación invocando la desaparición de las causales, debiendo dictaminar previamente una Junta Médica integrada en la forma prevista en el párrafo anterior.

Art. 9º- La anestesia general, el psicoanálisis y los procedimientos psicoterápicos en el ámbito de la psicopatología quedan reservados a los profesionales habilitados para el ejercicio de la medicina.
La hipnosis sólo podrá ser realizada por profesionales médicos quedando autorizados los profesionales odontólogos a emplearla solamente con propósito anestésico en los actos operatorios de su profesión.

Art. 10º-Los anuncios o publicidad en relación con las profesiones y actividades regladas por la presente ley, las personas que las ejerzan o los establecimientos en que se realicen, deberán ajustarse a lo que la reglamentación establezca para cada profesión o actividad auxiliar.
Todo lo que exceda de nombre, apellido, profesión, título, especialidad y cargos técnicos actuales, registrados y reconocidos por la Secretaría de Estado de Salud Pública; domicilio, teléfono, horas y días de consulta debe ser previamente autorizado por la misma.
En ningún caso podrán anunciarse precios de consulta, ventajas económicas o gratuidad de servicios, exceptuándose a las entidades de bien público.
A los efectos de la presente ley entiéndase por publicidad la efectuada en chapas domiciliarias, carteles, avisos periodísticos, radiales, televisados o cualquier otro medio que sirva a tales fines.
Las direcciones o administraciones de guías, diarios, revistas, radios, canales de televisión y demás medios que sirvan a la publicidad de tales anuncios, que les den curso sin la autorización mencionada, serán también pasibles de las sanciones pecuniarias en el Título VIII de la presente ley.

Art. 11º-Todo aquello que llegase a conocimiento de las personas cuya actividad se reglamenta en la presente ley, con motivo o en razón de su ejercicio, no podrádarse a conocer - salvo los casos que otras leyes así lo determinen o cuando se trate de evitar un mal mayor y sin perjuicio de lo previsto en el Código Penal -, sino a instituciones, sociedades, revistas o publicaciones científicas, prohibiéndose facilitarlo o utilizarlo con fines de propaganda, publicidad, lucro o beneficio persona¡.

Art. 12º-Los profesionales médicos u odontólogos que a la fecha de la promulgación de la presente ley tengan el ejercicio privado autorizado en virtud del inciso f) del artículo 4ºdel Decreto Nro. 6.216/44 (Ley 12.912) podrán continuar en el mismo hasta el vencimiento de la respectiva autorización.

TÍTULO II -
DE LOS MÉDICOS

Capítulo I -
Generalidades

Art. 13º - El ejercicio de la medicina sólo se autorizará a médicos, médicos cirujanos o doctores en medicina, previa obtención de la matrícula correspondiente.
Podrán ejercerla:

a) los que tengan título válido otorgado por Universidad Nacional o Universidad Privada y habilitado por el Estado Nacional;
b) los que tengan título otorgado por una Universidad extranjera y que hayan revalidado en una Universidad Nacional;
c) los que tengan título otorgado por una Universidad extranjera y que en virtud de tratados internacionales en vigor hayan sido habilitados por Universidades Nacionales;
d) los profesionales de prestigio internacional reconocido, que estuvieran de tránsito en el país y fueran requeridos en consulta sobre asuntos de su exclusiva especialidad. Esta autorización será concedida a solicitud de los interesados por un plazo de seis meses, que podrá ser prorrogado a un añ o como máximo, por la Secretaría de Estado de Salud Pública. Esta autorización sólo podráser nuevamente concedida a una misma persona cuando haya transcurrido un plazo no menor de cinco años desde su anterior habilitación. Esta autorización precaria en ningún caso podrá significar una actividad profesional privada y deberálimitarse a la consulta requerida por instituciones sanitarias, científicas o profesionales reconocidas;
e) los profesionales extranjeros contratados por instituciones públicas o privadas con finalidades de investigación, asesoramiento, docencia y/o para evacuar consultas de dichas instituciones durante la vigencia de su contrato y en los límites que se reglamenten, no pudiendo ejercer la profesión privadamente;
f) Los profesionales no domiciliados en el país llamados en consulta asistencial deberán serlo por un profesional matriculado y limitarán su actividad al caso para el cual ha sido especialmente requerido, en las condiciones que se reglamenten;
g) los profesionales extranjeros refugiados en el país que fueron habilitados en virtud de artículo 4º, inciso f) del Decreto Nº6.216/44 (Ley 12.912) siempre que acrediten a juicio de la Secretaría de Estado de Salud Pública ejercicio profesional y se encuentren domiciliados en el país desde su ingreso.

Art. 14º-Anualmente las Universidades Nacionales y escuelas reconocidas enviarán a la Secretaría de Estado de Salud Pública una nómina de los alumnos diplomados en las distintas profesiones o actividades auxiliares, haciendo constar datos de identificación y fecha de egreso.
Mensualmente las oficinas del Registro Civil enviarán directamente a la Secretaría de Estado de Salud Pública la nómina de profesionales fallecidos, debiendo ésta proceder a la anulación del diploma y la matrícula.

Art. 15º-Los títulos anulados o invalidados por autoridad competente determinarán la anulación de la matrícula. En la misma forma se procederá con relación a los títulos revalidados en el país. Las circunstancias aludidas deberán ser acreditadas con documentación debidamente legalizada.

Art. 16º-Los profesionales referidos en el artículo 13, sólo podrán ejercer en los locales o consultorios previamente habilitados o en instituciones o establecimientos asistenciales o de investigación oficiales o privados habilitados o en el domicilio del paciente. Toda actividad médica en otros lugares no es admisible, salvo casos de fuerza mayor o fortuitos.

Art. 17º-Los que ejerzan la medicina podrán certificar las comprobaciones y/o constataciones que efectúen en el ejercicio de su profesión, con referencia a estados de salud o enfermedad, a administración, prescripción, indicación, aplicación o control de los procedimientos a que se hace referencia en el artículo 2ºprecisando la identidad del titular, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 18º-Los profesionales que ejerzan la medicina no podrán ser simultáneamente propietarios parciales o totales, desempeñar cargos técnicos o administrativos, aunque sean honorarios en establecimientos que elaboren, distribuyan o expendan medicamentos, especialidades medicinales, productos dietéticos, agentes terapéuticos, elementos de diagnóstico, artículos de uso radiológico, artículos de óptica, lentes y/o aparatos ortopédicos.
Se exceptúan de las disposiciones del párrafo anterior los profesionales que realicen labores de asistencia médica al personal de dichos establecimientos.

Art. 19º-Los profesionales que ejerzan la medicina están, sin perjuicio de lo que establezcan las demás disposiciones legales vigentes, obligados a:

1º prestar la colaboración que les sea requerida por las autoridades sanitarias, en caso de epidemias, desastres u otras emergencias;
2º asistir a los enfermos cuando la gravedad de su estado así lo imponga y hasta tanto, en caso de decidir la no prosecución de la asistencia, sea posible delegarla en otro profesional o en el servicio público correspondiente.
3º respetar la voluntad del paciente en cuanto sea negativa a tratarse o internarse, salvo los casos de inconsciencia, alienación mental, lesionados graves por causa de accidentes, tentativas de suicidio o de delitos. En las operaciones mutilantes se solicitarála conformidad por escrito del enfermo, salvo cuando la inconsciencia o alienación o la gravedad del caso no admitiera dilaciones. En casos de incapacidad, los profesionales requerirán la conformidad del representante del incapaz;
4º no llevar a cabo intervenciones quirúrgicas que modifiquen el sexo del enfermo, salvo que sean efectuadas con posterioridad a una autorización judicial;
5º Promover la internación en establecimientos públicos o privados de las personas que por su estado psíquico o por los trastornos de su conducta signifiquen peligro para sí mismas o para terceros;
6º ajustarse a lo establecido en las disposiciones legales vigentes para prescribir alcaloides;
7º prescribir o certificar en formularios que deberán llevar impresos en castellano su nombre, apellido, profesión, número de matrícula, domicilio y número telefónico cuando corresponda. SóIo podrán anunciarse cargos técnicos o títulos que consten registrados en la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se reglamenten.
Las prescripciones y/o recetas deberán ser manuscritas, formuladas en castellano, fechadas y firmadas.
La Secretaría de Estado de Salud Pública podráautorizar el uso de formularios impresos solamente para regímenes dietéticos o para indicaciones previas a procedimientos de diagnóstico;
8º extender los certificados de defunción de los pacientes fallecidos bajo su asistencia, debiendo expresar los datos de identificación, la causa de muerte, el diagnóstico de la última enfermedad de acuerdo con la nomenclatura que establezca la Secretaría de Estado de Salud Pública y los demás datos que con fines estadísticos les fueran requeridos por las autoridades sanitarias; 9ºfiscalizar y controlar el cumplimiento de las indicaciones que imparta a su personal auxiliar y, asimismo, de que estos actúen estrictamente dentro de los límites de su autorización, siendo solidariamente responsable si por insuficiente o deficiente control de los actos por estos ejecutados resultara un daño para terceras personas.

Art. 20º- Queda prohibido a los profesionales que ejerzan la medicina:

1º anunciar o prometer la curación fijando plazos;
2º anunciar a prometer la conservación de la salud;
3º prometer el alivio o la curación por medio de procedimientos secretos o misteriosos;
4º anunciar procedimientos, técnicas o terapéuticas ajenas a la enseñanza que se imparte en las Facultades de Ciencias Médicas reconocidas del país;
5º anunciar agentes terapéuticos de efectos infalibles;
6º anunciar o aplicar terapéuticos innocuos atribuyéndoles acción efectiva;
7º aplicar en su práctica privada procedimientos que no hayan sido presentados o considerados o discutidos o aprobados en los centros universitarios o científicos reconocidos del país;
8º practicar tratamientos personales utilizando productos especiales de preparación exclusiva y/o secreta y/o no autorizados por la Secretaría de Estado de Salud Pública;
9º anunciar por cualquier medio especializaciones no reconocidas por la Secretaría de Estado de Salud Pública;
10º anunciarse como especialista no estando registrado como tal en la Secretaría de Estado de Salud Pública.
11º expedir certificados por los que se exalten o elogien virtudes de medicamentos o cualquier producto o agente terapéutico de diagnóstico o profiláctico o dietético;
12º publicar falsos éxitos terapéuticos, estadísticas ficticias, datos inexactos o cualquier otro engañ o;
13º realizar publicaciones con referencia a técnicas o procedimientos personales en medios de difusión no especializados en medicina;
14º publicar cartas de agradecimiento de pacientes;
15º vender cualquier clase de medicamento;
16º usar en sus prescripciones signos, abreviaturas o claves que no sean los señalados en las Facultades de Ciencias Médicas reconocidas del país;
17º ejercer la profesión mientras padezcan enfermedades infectocontagiosas;
18º practicar intervenciones que provoquen la esterilización sin que exista indicación terapéutica perfectamente determinada y sin haber agotado todos los recursos conservadores de los órganos reproductores;
19º inducir a los pacientes a proveerse en determinadas farmacias o establecimientos de óptica u ortopedia;
20º participar honorarios;
21º obtener beneficios de laboratorios de análisis, establecimientos que elaboren, distribuyan, comercien o expendan medicamentos, cosméticos, productos dietéticos, prótesis o cualquier elemento de uso en el diagnóstico, tratamiento o prevención de las enfermedades;
22º delegar en su personal auxiliar: facultades, funciones o atribuciones inherentes o privativas de su profesión;
23º actuar bajo relación de dependencia con quienes ejerzan actividades de colaboración de la medicina u odontología;
24º asociarse con farmacéuticos; ejercer simultáneamente su profesión con la de farmacéutico o instalar su consultorio en el local de una farmacia o anexado a la misma;
25º ejercer simultáneamente su profesión y ser director técnico o asociado a un laboratorio de análisis clínicos. Se exceptúan de esta disposición aquellos profesionales que por la índole de su especialidad deben contar necesariamente con un laboratorio auxiliar y complementario de la misma.

Capítulo II -
De los Especialistas Médicos

Art. 21º-Para emplear el título de especialista y anunciarse como tales, los profesionales que ejerzan la medicina deberán acreditar alguna de las condiciones siguientes:

a) ser profesor universitario en la materia;
b) poseer el título de "especialista" o de capacitación especializada otorgada por Universidad Nacional o Universidad Privada y habilitado por el Estado Nacional;
c) poseer el título de "especialista" otorgado por el Colegio o Sociedad Médica reconocida de la especialidad y siempre que tales entidades hagan cumplir las siguientes exigencias: acreditar antigüedad en el ejercicio de la especialidad, valoración de los títulos, antecedentes y trabajos y examen teórico-práctico. En cada caso la Secretaría de Estado de Salud Pública fijarálas condiciones mínimas que exigirápara el reconocimiento de ta!es títulos;
d) poseer certificado de "especialista" otorgado por la Secretaría de Estado de Salud Pública, previa certificación de antigüedad de cinco (5) años en el ejercicio de la especialidad en servicios hospitalarios aprobados y previamente reconocidos por la Secretaría de Estado de Salud Pública.

El reconocimiento y aprobación de los servicios hospitalarios en los que se podrá acreditar antigüedad a los efectos del párrafo precedente será efectuado por una Comisión Asesora que para cada especialidad designarála Secretaría de Estado de Salud Pública y que deberáestar integrada por tres funcionarios de la misma, un representante de la Facultad de Medicina y un representante del Colegio o Asociación Profesional reconocida de la especialidad. En cada caso el Secretario de Estado de Salud Pública fijará las condiciones mínimas a exigir a los servicios que soliciten su reconocimiento.

Capítulo III -
De las Anestesias Generales

Art. 22º-Las anestesias generales y regionales deberán ser indicadas, efectuadas y controladas en todas sus fases por médicos, salvo casos de fuerza mayor.
En los quirófanos de los establecimientos asistenciales oficiales o privados deberá llevarse un libro registro en el que conste: las intervenciones quirúrgicas efectuadas, datos de identificación del equipo quirúrgico, del médico a cargo de la anestesia y del tipo de anestesia utilizada.
El médico anestesista, el jefe del equipo quirúrgico, el director del establecimiento y la entidad asistencial serán responsables del cumplimiento de las normas precedentes.
Los odontólogos podrán realizar las anestesias señaladas en el artículo 30, inciso 21 de esta ley.

Capítulo IV -
De las Transfusiones de Sangre

Art. 23º-Las transfusiones de sangre y sus derivados en todas sus fases y formas, deberán ser indicadas, efectuadas y controladas por médicos, salvo casos de fuerza mayor.
Los bancos de sangre y servicios de hemoterapia de los establecimientos asistenciales oficiales o privados deberán tener a su frente a un médico especializado en hemoterapia y estar provistos de los elementos que determine la reglamentación.
Los establecimientos asistenciales oficiales o privados deberán llevar un libro registro donde consten las transfusiones efectuadas, certificadas con la firma del médico actuante.
El transfusionista, el director del establecimiento y la entidad asistencial serán responsables del incumplimiento de las normas precedentes.

TÍTULO III -
DE LOS ODONTÓLOGOS

Capítulo I -
Generalidades

Art. 24º-El ejercicio de la odontología se autorizaráa los dentistas, odontólogos y doctores en odontología, previa obtención de la matrícula profesional correspondiente.
Podrán ejercerla:

1º los que tengan título válido otorgado por Universidad Nacional o Universidad Privada y habilitado por el Estado Nacional;
2º los que hayan obtenido de las Universidades Nacionales reválida de títulos que habiliten para el ejercicio profesional;
3º los que tengan título otorgado por una Universidad extranjera y que en virtud de tratados internacionales en vigor hayan sido habilitados por Universidades Nacionales;
4º los profesionales de prestigio internacional reconocido que estuvieran en tránsito en el país y fueran requeridos en consultas sobre asuntos de su exclusiva especialidad.
Esta autorización será concedida a solicitud de los interesados por un plazo de seis meses, que podrá ser prorrogado a un año como máximo por la Secretaría de Estado de Salud Pública. Esta autorización sólo podrá ser nuevamente concedida a una misma persona cuando haya transcurrido un plazo no menor de cinco (5) años desde su anterior habilitación; Esta autorización precaria en ningún caso podrá significar una actividad profesional privada y deberá limitarse a la consulta requerida por instituciones sanitarias, científicas o profesionales reconocidas;
5º los profesionales extranjeros contratados por instituciones públicas o privadas con finalidades de investigación, asesoramiento, docencia y/o para evacuar consultas de dichas instituciones durante la vigencia de su contrato y en los límites que se reglamenten, no pudiendo ejercer la profesión;
6º los profesionales no domiciliados en el país llamados en consulta asistencial deberán serlo por un profesional matriculado, y limitarán su actividad al caso para el cual han sido especialmente requeridos en las condiciones que se reglamenten.

Art. 25.º-Los títulos anulados o invalidados por autoridad competente determinarán la anulación de la matrícula. En la misma forma se procederá con relación a los títulos revalidados en el país. Las circunstancias aludidas deberán ser acreditadas con documentación debidamente legalizada.

Art. 26º-Los profesionales odontólogos sólo podrán ejercer en locales o consultorios previamente habilitados o en instituciones o establecimientos asistenciales o de investigación oficiales o privados o en el domicilio del paciente. Toda actividad odontológica en otros lugares no es admisible, salvo en casos de fuerza mayor o fortuitos.

Art. 27º-Los profesionales odontólogos podrán certificar las comprobaciones y/o constataciones que realicen en el ejercicio de su profesión, con referencia a estados de salud o enfermedad, a administración, prescripción, indicación, aplicación o control de los procedimientos a que se hace referencia en el artículo 2º, precisando la identidad del titular, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 28º-Los profesionales odontólogos no podrán ejercer su profesión y ser simultáneamente propietarios totales o parciales, desempeñar cargos técnicos o administrativos aunque sean honorarios, en establecimientos que elaboren, distribuyan o expendan elementos de mecánica dental, medicamentos, especialidades medicinales y odontológicas, productos dietéticos, agentes terapéuticos, elementos de diagnóstico, aparatos ortopédicos y artículos de uso radiológico.
Se exceptúan de las disposiciones del párrafo anterior los odontólogos que realicen labores de asistencia odontológica al personal de dichos establecimientos.

Art. 29º-Es obligación de los profesionales odontólogos, sin perjuicio de las demás obligaciones que impongan las leyes vigentes:

1º ejercer dentro de los límites de su profesión, debiendo solicitar la inmediata colaboración del médico cuando surjan o amenacen surgir complicaciones cuyo tratamiento exceda aquellos límites;
2º prestar toda colaboración que les sea requerida por parte de las autoridades sanitarias en caso de epidemias, desastres u otras emergencias nacionales;
3º facilitar a las autoridades sanitarias datos que les sean requeridos con fines estadísticos o de conveniencia general;
4º enviar a los mecánicos para dentistas las órdenes de ejecución de las prótesis dentarias en su recetario, consignando las características que permitan la perfecta individualización de las mismas;
5º fiscalizar y controlar el cumplimiento de las indicaciones que imparta a su personal auxiliar y, asimismo, de que éstos actúen estrictamente dentro de los límites de su autorización, siendo solidariamente responsables si por insuficiente o deficiente control de los actos por éstos ejecutados resultara un daño para terceras personas.

Art. 30º- Queda prohibido a los profesionales que ejerzan la odontología:

1º asociarse para el ejercicio de su profesión o instalarse para el ejercicio individual en el mismo ámbito, con mecánicos para dentistas;
2º asociarse con farmacéuticos, ejercer simultáneamente su profesión con la de farmacéutico o instalar su consultorio en el local de una farmacia o anexado a la misma;
3º anunciar tratamientos a término fijo;
4º anunciar o prometer la conservación de la salud;
5º prometer el alivio o la curación por medio de procedimientos secretos o misteriosos;
6º anunciar procedimientos, técnicas o terapéuticas ajenas a la enseñanza que se imparte en las Facultades de Odontología reconocidas del país;
7º anunciar agentes terapéuticos de efectos infalibles;
8º anunciar o aplicar agentes terapéuticos insumos atribuyéndoles acción efectiva;
9º aplicar en su práctica privada procedimientos que no hayan sido presentados o considerados o discutidos o aprobados en los centros universitarios o científicos del país;
10º practicar tratamientos personales utilizando productos especiales de preparación exclusiva y/o secreta y/o no autorizada por la Secretaría de Estado de Salud Pública;
11º anunciar características técnicas de sus equipos o instrumental que induzcan a error o engaño;
12º anunciar o prometer la confección de aparatos protésicos en los que se exalten sus virtudes y propiedades o el término de su construcción y/o duración, así como sus tipos y/o características o precios.
13º anunciar por cualquier medio especializaciones no reconocidas por la Secretaría de Estado de Salud Pública;
14º anunciarse como especialistas, no estando registrado como tal en la Secretaría de Estado de Salud Púbiica;
15º expedir certificados por los que se exalten o elogien virtudes de medicamentos o cualquier producto o agente terapéutico, diagnóstico profiláctico o dietético;
16º publicar falsos éxitos terapéuticos, estadísticas ficticias, datos inexactos o cualquier otro engaño;
17º realizar publicaciones con referencia a técnicas o procedimientos personales en medios de difusión no especializados en odontología o medicina;
18º publicar cartas de agradecimiento de pacientes;
19º vender cualquier clase de medicamentos o instrumental;
20º usar en sus prescripciones signos, abreviaturas o claves que no sean los enseñados en las Facultades de Odontología reconocidas del país;
21º aplicar anestesia general, pudiendo solamente practicar anestesia por infiltración o troncular en la zona anatómica del ejercicio de su profesión;
22º realizar hipnosis con otra finalidad que la autorizada en el artículo 9º;
23º ejercer la profesión mientras padezcan enfermedades infectocontagiosas;
24º participar honorarios;
25º obtener beneficios de laboratorios de análisis, establecimientos que fabriquen, distribuyan, comercien o expendan medicamentos, cosméticos, productos dietéticos, prótesis o cualquier elemento de uso en el diagnóstico, tratamiento o prevención de las enfermedades;
26º inducir los pacientes a proveerse en determinadas farmacias o establecimientos de productos odontológicos;
27º delegar en su personal auxiliar facultades, funciones o atribuciones inherentes o privativas de su profesión.
28º actuar bajo relación de dependencia con quienes ejerzan actividades de colaboración de la medicina u odontología.

Capítulo II -
De los Especialistas Odontólogos

Art. 31º-Para emplear el título de especialista, ejercer y anunciarse como tales, los profesionales que ejerzan la odontología deberán acreditar alguna de las condiciones siguientes:

a) ser profesor universitario en la materia;
b) Poseer el título de "especialista" o de capacitación especializada otorgado por Universidad Nacional o Universidad Privada y habilitado por el Estado Nacional;
c) Poseer el título de "especialista" otorgado por el Colegio o Sociedad Odontológica reconocida de la especialidad y siempre que tales entidades hagan cumplir las siguientes exigencias:acreditar antigüedad en el ejercicio de la especialidad, valoración de los títulos, antecedentes y trabajos y examen teórico-práctico. En cada caso la Secretaría de Estado de Salud Pública fijarálas condiciones mínimas que exigirápara el reconocimiento de tales títulos;
d) Poseer certificado de "especialista" otorgado por la Secretaría de Estado de Salud Pública previa certificación de antigüedad de cinco (5) años en el ejercicio de la especialidad en servicios hospitalarios aprobados y previamente reconocidos por la Secretaría de Estado de Salud Pública.
El reconocimiento y aprobación de los servicios hospitalarios en los que se podráacreditar antigüedad a los efectos de párrafo precedente seráefectuado por una Comisión Asesora que para cada especialidad designará la Secretaría de Estado de Salud Pública y que deberáestar integrada por tres funcionarios de la misma, un representante de la Facultad de Odontología y un representante del Colegio o Asociación Profesional reconocida de la especialidad. En cada caso el Secretario de Estado de Salud Pública fijarálas condiciones mínimas a exigir a los servicios que soliciten su reconocimiento.

TÍTULO IV -
DE LOS ANÁLISIS

Capítulo I -
De los Análisis Clínicos

Art. 32º-Los análisis químicos, físicos, biológicos o bacteriológicos aplicados a la medicina sólo podrán ser realizados por los siguientes profesionales:

a) médicos y doctores en medicina;
b) bioquímicos y doctores en bioquímica;
c) diplomados universitarios con títulos similares que acrediten ante la Secretaría de Estado de Salud Pública haber cursado en su carrera todas las disciplinas inherentes a la ejecución de análisis aplicados a la medicina.

Los profesionales referidos deberán estar inscriptos en la Secretaría de Estado de Salud Pública en registro especial, sin perjuicio de lo dispuesto en el Decreto Nro. 7.595 / 63 (Ley Nro. 16.478) con respecto a los bioquímicos.
Las extracciones de material serán efectuadas únicamente por médicos, salvo sangre por punción digital, en el lóbulo de la oreja o por punción venosa en el pliegue del codo, las que podrán ser realizadas por los demás profesionales citados en el presente artículo.
Los médicos y doctores en medicina y directores técnicos de laboratorio de análisis clínicos no podrán ejercer simultáneamente su profesión, salvo en los casos previstos en el artículo 20, inciso 25.
Los directores técnicos de laboratorio de análisis clínicos están obligados a la atención personal y efectiva del mismo, debiendo vigilar las distintas fases de los análisis efectuados y firmar los informes y/o protocolos de los análisis clínicos que se entregan a los examinados.
En ningún caso los profesionales podrán ser directores titulares de más de dos laboratorios de análisis clínicos, sean oficiales y/o privados.
Los laboratorios de análisis clínicos deberán reunir las condiciones y estar provistos de los elementos indispensables con la índole de sus prestaciones de acuerdo con lo que se establezca en la reglamentación.
Exceptúanse de las limitaciones del artículo 20, inciso 21, los médicos que integren como propietarios un establecimiento asistencial para cuya labor es necesaria la existencia de un laboratorio de análisis clínicos.

Capítulo II -
De los Exámenes Anatomopatológicos

Art. 33º-Los exámenes anatomopatológicos de material humano sólo podrán ser efectuados por profesionales especializados, habilitados para el ejercicio de la medicina u odontología, según el caso.
Dichos profesionales deberán estar inscriptos en la Secretaría de Estado de Salud Pública en registro especial, acreditando los requisitos de los artículos 21 ó 31 según el caso.
Los laboratorios de anatomopatología deberán reunir las condiciones y estar provistos de los elementos que exija la reglamentación.
Los bancos de tejidos deberán tener a su frente un profesional especializado en anatomopatología.
Las autopsias o necropsias deberán ser realizadas exclusivamente por profesionales especializados en anatomopatología, con excepción de las de carácter médico-legal (obducciones), las que serán practicadas por los especializados que determine la Justicia Nacional.

TÍTULO V -
DE LOS ESTABLECIMIENTOS

Capítulo I -
Generalidades

Art. 34º-Toda persona que quiera instalar un establecimiento para la profilaxis, recuperación, diagnóstico y/o tratamiento de las enfermedades humanas deberá solicitar el permiso previo a la Secretaría de Estado de Salud Pública, formulando una declaración relacionada con la orientación que imprimirá a las actividades del establecimiento, especificando la índole y modalidad de las prestaciones a cubrir y las modalidades de las contraprestaciones a cargo de los prestatarios.

Art. 35º-A los efectos de obtener la habilitación a que alude el artículo precedente, el interesado debe acreditar que el establecimiento reúne los requisitos que se establezcan en la reglamentación de la presente ley, en relación con sus instalaciones, equipos, instrumental, número de profesionales, especialistas y colaboradores, habida cuenta del objeto de su actividad, de los servicios que ofrece, así como de que no constituye por su ubicación un peligro para la salud pública.

Art. 36º-La denominación v características de los establecimientos que se instalen de conformidad con lo establecido en los artículos 34 y 35 deberán ajustarse a lo que al respecto establezca la reglamentación, teniendo en cuenta sus finalidades, especialidad, instalaciones, equipos, instrumental, número de profesionales y auxiliares de que dispone para el cumplimiento de las prestaciones.

Art. 37º-Una vez acordada la habilitación a que se refieren los artículos 34, 35 y 36, los establecimientos no podrán introducir modificación alguna en su denominación y/o razón social en las modalidades de las prestaciones ni reducir sus servicios sin autorización previa de la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 38º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fiscalizarálas prestaciones y el estricto cumplimiento de las normas del presente Capítulo, pudiendo disponer la clausura preventiva del establecimiento cuando sus deficiencias así lo exijan.

Capítulo II -
De la Propiedad

Art. 39º-Podrán autorizarse los establecimientos mencionados en el artículo 34 cuando su propiedad sea:

1º de profesionales habilitados para el ejercicio de la medicina o de la odontología, según sea el caso, de conformidad con las normas de esta ley;
2º de las Sociedades Civiles que constituyan entre sí los profesionales a que se refiere el inciso anterior;
3º de Sociedades Comerciales de profesionales habilitados para el ejercicio de la medicina o de la odontología;
4º de Sociedades Comerciales o Civiles, entre médicos, odontólogos y no profesionales, no teniendo estos últimos injerencia ni en la dirección técnica del establecimiento ni en ninguna tarea que se refiera al ejercicio profesional;
5º de entidades de bien público sin fin de lucro;

En todos los casos contemplados en los incisos anteriores, la reglamentación establecerálos requisitos a que deberán ajustarse en cuanto a:

a) características del local desde el punto de vista sanitario;
b) elementos y equipos en cuanto a sus características, tipo y cantidad;
c) número mínimo de profesionales y especialistas;
d) número mínimo de personal en actividades de colaboración.

Capítulo III -
De la Dirección Técnica

Art. 40º-Los establecimientos asistenciales deberán tener a su frente un director, médico u odontólogo, según sea el caso, el que será responsable ante las autoridades del cumplimiento de las leyes, disposiciones y reglamentaciones vigentes en el ámbito de actuación del establecimiento bajo su dirección y sus obligaciones serán reglamentadas.
La responsabilidad del director no excluye la responsabilidad personal de los profesionales o colaboradores ni de las personas físicas o ideales propietarias del establecimiento.

TÍTULO VI -
DE LOS PRACTICANTES

Art. 41º-Se consideran practicantes los estudiantes de medicina u odontología que habiendo aprobado las materias básicas de sus respectivas carreras realicen actividades de aprendizaje en instituciones asistenciales, oficiales o privadas.
Su actividad debe limitarse al aprendizaje y en ningún caso pueden realizar funciones de las denominadas por esta ley de colaboración.
Los practicantes de medicina u odontología sólo podrán actuar bajo la dirección, control personal directo y responsabilizado de los profesionales designados para su enseñanza y dentro de los límites autorizados en el párrafo anterior.

TÍTULO Vll -
DE LOS COLABORADORES

Capítulo I -
Generalidades

Art. 42º. -A los fines de esta ley se consideran actividades de colaboración de la medicina y odontología las que ejercen:

Obstétricas.
Kinesiólogos y Terapistas Físicos.
Enfermeras.
Terapistas Ocupacionales.
Ópticos Técnicos.
Mecánicos para Dentistas.
Dietistas.
Auxiliares de Radiología.
Auxiliares de Psiquiatría.
Auxiliares de Laboratorio.
Auxiliares de Anestesia.
Fonoaudiólogos.
Ortópticos.
Visitadoras de Higiene.
Técnicos en Ortesis y Prótesis.
Técnicos en Calzado Ortopédico.

Art. 43º-El Poder Ejecutivo Nacional podrá reconocer o incorporar nuevas actividades de colaboración cuando lo propicie la Secretaría de Estado de Salud Pública, previo informe favorable de las Universidades.

Art. 44º-Podrán ejercer las actividades a que se refiere el artículo 42:

a) los que tengan título otorgado por Universidad Nacional o Universidad privada y habilitado por el Estado Nacional;
b) los que tengan título otorgado por universidad extranjera y hayan revalidado en una universidad nacional;
c) los argentinos nativos, diplomados en universidades extranjeras, que hayan cumplido los requisitos exigidos por las universidades nacionales para dar validez a sus títulos;
d) los que posean título otorgado por escuelas reconocidas por la Secretaría de Estado de Salud Pública, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 45º-Las personas referidas en el artículo 42 limitarán su actividad a la colaboración con el profesional responsable, sea en la asistencia o recuperación de enfermos, sea en la preservación de la salud de los sanos, y deberá ejercer su actividad dentro de los límites que en cada caso fije la presente ley y su reglamentación.
Para la autorización del ejercicio de cualquiera de las actividades mencionadas en el artículo 42 es indispensable la inscripción del título habilitante y la obtención de la matrícula de los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se reglamenten.

Art. 46º-Las personas a que hace referencia el artículo 42 podrán desempeñarse en las condiciones que se reglamenten, en las siguientes formas:

a) ejercicio privado autorizado;
b) ejercicio privado bajo control y dirección de un profesional;
c) ejercicio exclusivo en establecimientos asistenciales bajo dirección y control profesional;
d) ejercicio autorizado en establecimientos comerciales afines a su actividad auxiliar.

Art. 47º-Los que ejerzan actividades de colaboración estarán obligados a:

a) ejercer dentro de los límites estrictos de su autorización;
b) limitar su actuación a la prescripción y/o indicación recibida;
c) solicitar la inmediata colaboración del profesional cuando en el ejercicio de su actividad surjan o amenacen surgir complicaciones, cuyo tratamiento exceda los límites señalados para la actividad que ejerzan;
d) en el caso de tener el ejercicio privado autorizado deberán llevar un libro registro de asistidos en las condiciones que se reglamenten.

Art. 48º- Queda prohibido a los que ejercen actividades de colaboración de la medicina u odontología:

a) realizar tratamientos fuera de los límites de su autorización;
b) modificar las indicaciones médicas u odontológicas recibidas, según el caso, o asistir de manera distinta a la indicada por el profesional;
c) denunciar o prometer la curación fijando plazos;
d) anunciar o prometer la conservación de la salud;
e) enunciar o aplicar procedimientos técnicos o terapéuticos ajenos a la enseñanza que se imparte en las Universidades o Escuelas reconocidas del país;
f) prometer el alivio o la curación por medio de procedimientos secretos misteriosos;
g) anunciar agentes terapéuticos de efectos infalibles;
h) anunciar o aplicar agentes terapéuticos innocuos atribuyéndoles acción efectiva;
i) practicar tratamientos personales utilizando productos especiales, de preparación exclusiva y/o secreta, y/o no autorizados por la Secretaría de Estado de Salud;
j) anunciar características técnicas de sus equipos o instrumental, de los aparatos o elementos que confeccionen, que induzcan a error o engañ o;
k) publicar falsos éxitos terapéuticos, estadísticas ficticias, datos inexactos o cualquier otro engaño;
l) publicar cartas de agradecimiento de pacientes:
m) ejercer su actividad mientras padezcan enfermedades ínfectocontagiosas;
n) participar honorarios;
o) ejercer su actividad en locales no habilitados salvo casos de fuerza mayor.

Capítulo II-
De las Obstétricas

Art. 49º-El ejercicio de la obstetricia queda reservado a las personas de sexo femenino que posean el título universitario de obstétrica o partera, en las condiciones establecidas en el artículo 44.

Art. 50º-Las obstétricas o parteras no podrán prestar asistencia a la mujer en estado de embarazo, parto o puerperio patológico, debiendo limitar su actuación a lo que específicamente se reglamente y ante la comprobación de cualquier síntoma anormal en el transcurso del embarazo, parto y/o puerperio deberán requerir la presencia de un médico, de preferencia especializado en obstetricia.

Art. 51º-Las obstétricas o parteras pueden realizar asistencia en instituciones asistenciales oficiales o privadas habilitadas, en el domicilio del paciente o en su consultorio privado, en las condiciones que se reglamenten.
Las obstétricas o parteras no pueden tener en su consultorio instrumental médico que no haga a los fines estrictos de su actividad.

Art. 52º-Las obstétricas o parteras que deseen recibir embarazadas en su consultorio en carácter de internadas deberán obtener autorización previa de la Secretaría de Estado de Salud Pública, la que fijarálas condiciones higiénico-sanitarias a que deberán ajustarse los locales y los elementos de que deberán estar dotados no pudiendo utilizar la denominación de "Maternidad o Clínicas Maternales", reservándose dicha calificación para los establecimientos que cuenten con dirección médica y cuerpo profesional especializado en obstetricia.
En los mencionados locales podrán ser admitidas únicamente embarazadas que se encuentren en los tres últimos meses del embarazo o en trabajo de parto.
El derecho de inspección de la Secretaría de Estado de Salud Pública es absoluto y se podrá ordenar la inmediata clausura cuando sus instalaciones técnicas o higiénicas no sean satisfactorias, o cuando existan internadas fuera de las condiciones reglamentarias o estén atacadas de enfermedades infectocontagiosas, debiendo efectuarse de inmediato la correspondiente denuncia si se presupone la comisión de un delito.

Capítulo III -
De los Kinesiólogos y Terapistas Físicos

Art. 53º-Se entiende por ejercicio de la Kinesiología y de la terapia física anunciar y/o aplicar kinesiterapia, kinefilaxia y fisioterapia.

Art. 54º-La kinesiología podrá ser ejercida por las personas que posean el título universitario de kinesiólogo o título de terapista físico en las condiciones establecidas en el artículo 44.
Los idóneos en "kinesiología" habilitados en virtud de la Ley 13.970 y su decreto reglamentario Nro. 15.589/51 continuarán en el ejercicio de sus actividades en la forma autorizada por las citadas normas.

Art. 55º-Los kinesiólogos y terapistas físicos podrán atender personas sanas o enfermos por prescripción médica. Frente a la comprobación de cualquier síntoma anormal en el transcurso del tratamiento o cuando surjan o amenacen surgir complicaciones deberán solicitar la inmediata colaboración del médico.

Art. 56º-Los kinesiólogos y terapistas físicos podrán realizar:

a) kinesiterapia y fisioterapia en instituciones asistenciales oficiales o privadas habilitades, en el domicilio del paciente o en gabinete privado habilitado, en las coindiciones que se reglamenten;
b) kinefilaxia en clubes deportivos, casas de baños, institutos de belleza y demás establecimientos que no persigan finalidad terapéutica.

Art. 57º - Les estáprohibido a los kinesiólogos y terapistas físicos:

a) efectuar asistencia de enfermos sin indicación y/o prescripción médica;
b) realizar exámenes fuera de la zona corporal para la que hayan recibido indicación del tratamiento;
c) realizar indicaciones terapéuticas fuera de las específicamente autorizadas.

Capítulo IV -
De las Enfermeras

Art. 58º-Entiéndese por ejercicio la enfermería profesional la ejecución habitual, como personal colaborador de médico u odontólogo, de actividades relacionadas con el cuidado y asistencia del individuo enfermo.

Art. 59º-Los que ejerzan la enfermería podrán actuar únicamente por indicación y bajo control médico en los límites de la autorización de su título y en las condiciones que se reglamenten.

Art. 60º-La enfermería podrá ser ejercida en los siguientes niveles:

a) Enfermero/a universitario por los que posean título universitario en las condiciones establecidas en el artículo 44 y en los límites que se reglamenten;
b) Enfermero/a diplomado por los que posean título otorgado en escuelas reconocidas por la Secretaría de Estado de Salud Pública en los límites que se reglamenten;
c) Auxiliar de enfermería por los que posean título otorgado por escuelas reconocidas por la Secretaría de Estado de Salud Pública en los límites que se reglamenten.

Art. 61º-Considérase enfermera/o especializada a aquellas personas que además de su título han aprobado cursos de especialización reconocidos por la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Capítulo V -
De los Terapistas Ocupacionales

Art. 62º-Se entiende por ejercicio de la terapia ocupacional la aplicación de procedimientos destinados a la rehabilitación física y/o mental de inválidos, incapacitados lesionados o enfermos; o como medio para su evaluación funcional empleando actividades laborales, artísticas, recreativas o sociales.

Art. 63º-La terapia ocupacional podrá ser ejercida por las personas que tengan título de terapista ocupacional, acorde con lo dispuesto en el artículo 40 en las condiciones que se reglamenten.

Art. 64º-Los que ejerzan la terapia ocupacional podrán actuar únicamente por indicación y bajo control médico de los límites que se reglamenten. Ante la comprobación de cualquier signo o síntoma anormal en el transcurso del tratamiento o cuando se observara la posibilidad de que surjan o amenacen surgir complicaciones deberán requerir el inmediato control médico.

Art. 65º-Los terapistas ocupacionales podrán realizar exclusivamente sus actividades en establecimientos asistenciales o privados habilitados y en el domicilio del paciente y anunciar u ofrecer sus servicios únicamente a médicos. Capítulo VI -De los Ópticos Técnicos

Art. 66º-Se entiende por ejercicio de la óptica técnica, anunciar, confeccionar o expender medios ópticos destinados a ser interpuestos entre el campo visual y el ojo humano.

Art. 67º-La óptica técnica podrá ser ejercida por los que posean el título de Óptico Técnico; Experto en Óptica o Perito Óptico, acorde con lo dispuesto en el artículo 44 en las condiciones que se reglamenten.

Art. 68º-El despacho al público de anteojos de todo tipo (protectores, correctores y/o filtrantes) y todo otro elemento que tenga por fin interponerse en el campo visual para corregir sus vicios sólo podrátener lugar en las casas de óptica, previamente habilitadas.

Art. 69º-Los que ejerzan la óptica podrán actuar únicamente por prescripción médica, debiendo limitar su actuación a la elaboración y adaptación del medio óptico y salvo lo que exige la adaptación mecánica del lente de contacto no podrán realizar acto alguno sobre el órgano de visión del paciente, que implique un examen con fines de diagnóstico, prescripción y/o tratamiento.

Art. 70º-Toda persona que desee instalar una casa de óptica o de venta de lentes deberá requerir la autorización previa a la Secretaría de Estado de Salud Pública, debiendo ésta reunir las condiciones que se reglamenten.
Las casas de óptica de Obras Sociales, entidades mutuales o asociaciones de bien público deberán ser de propiedad exclusiva de la asociación o entidad permisionaria, no pudiendo ser cedidas ni dadas en concepción o locación ni explotadas por terceras personas.

Art. 71º-Los ópticos técnicos que anuncien, confeccionen o expendan lentes de contacto deberán acreditar su especialidad en las condiciones que se reglamenten.

Art. 72º-Toda persona que desee instalar una casa para la confección de lentes de contacto deberá requerir la autorización previa de la Secretaría de Estado de Salud Pública, debiendo ésta reunir las condiciones que se reglamenten.

Art. 73º-Los ópticos técnicos podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos oficiales o privados, en establecimientos comerciales habilitados y controlados por la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se reglamenten.
Los ópticos técnicos no podrán tener su taller en un consultorio médico o anexado al misrno, ni podrán anunciar exámenes o indicar determinado facultativo.

Capítulo VII -
De los Mecánicos para Dentistas

Art. 74º-Se entiende por ejercicio de la mecánica para dentistas anunciar y/o elaborar prótesis dentales.

Art. 75º-La mecánica para dentistas podrá ser ejercida por las personas que posean el título de mecánico para dentistas, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 76º-Los que ejerzan la mecánica para dentistas podrán actuar únicamente efectuando la parte mecánica de las prótesis dentales, siempre por indicación escrita de un odontólogo habilitado, no pudiendo actuar o realizar maniobras en la boca humana, prestar asistencia o tener relación directa con los enfermos.
Los mecánicos para dentistas no podrán tener en sus talleres, bajo ningún concepto, sillón dental y/o instrumental propio de un profesional odontólogo. La simple tenencia de estos elementos los harápasibles de las sanciones previstas en esta ley.

Art. 77º-Los mecánicos para dentistas podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales o privados habilitados o en talleres habilitados y controlados por la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se reglamenten.
En el caso que un odontólogo elabore sus prótesis y tenga bajo su dependencia un mecánico para dentistas, el taller no podrá estar ubicado en el mismo local o unidad domiciliaria,.y dicho taller deberá ser habilitado y controlado por la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 78º-Los mecánicos para dentistas no podrán ofrecer sus servicios al público; sólo podrán anunciarse u ofrecer sus servicios a profesionales odontólogos, directamente o en revistas especializadas en odontología, no pudiendo utilizar otra denominación que la que específicamente le confiere su título.
Tampoco podrán expender y/o entregar al público materiales o prótesis elaboradas.

Capítulo VIII -
De los Dietistas

Art. 79º-Se considera actividad de los dietistas la indicación de las formas de preparación y/o elaboración y su contralor, de regímenes alimentarios, pudiendo también actuar como agente de divulgación en el público, de conocimientos higiénicos-dietéticos relacionados con la alimentación.

Art. 80º-Dicha actividad podrá ser ejercida por las personas que posean el título de Dietistas, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 81º-Los dietistas actuarán únicamente por prescripción y bajo control médico.

Art. 82º-Los dietistas podrán realizar el ejercicio de su actividad únicamente en establecimientos asistenciales oficiales o privados habilitados.
Podrán anunciar u ofrecer servicios únicamente a instituciones asistenciales y a profesionales.

Capítulo IX -
De los Auxiliares de Radiología

Art. 83º-Se entiende como ejercicio auxiliar de radiología la obtención de radiografías y las labores correspondientes de cámara oscura.

Art. 84º-Podrán ejercer como auxiliares de radiología los que tengan título de técnicos en radiología, ayudantes de radiología y/o radiología, acorde con lo dispuesto en el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 85º-Los que ejerzan como auxiliares de radiología podrán actuar únicamente por indicacióny bajo control médico u odontólogo directo y en los límites de su autorización.

Art. 86º-Los auxiliares de radiología podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales, oficiales o privados y como personal auxiliar de profesionales habilitados. Deberán solicitar de la Secretaría de Estado de Salud Pública la correspondiente autorización
Podrán anunciar u ofrecer sus servicios únicamente a instituciones asistenciales y a profesionales.

Capítulo X -
De los Auxiliares de Psiquiatría

Art. 87º-Se entiende como ejercicio auxiliar de psiquiatría la obtención de tests mentales y la recopilación de antecedentes y datos ambientales de los pacientes.

Art. 88º-Podrán ejercer la actividad a que se refiere el artículo precedente los que posean el título de Auxiliar de Psiquiatría, acorde con lo dispuesto en el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 89º-Los que ejerzan como auxiliares de psiquiatría podrán actuar únicamente por indicacióny bajo control de médico especialista habilitado y dentro de los limites de su autorización.

Art. 90º-Los auxiliares de psiquiatría podrán ejercer su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales oficiales o privados y como personal auxiliar de médico especialista habilitado.
Deberán solicitar de la Secretaría de Estado de Salud Pública la correspondiente autorización.
Podrán anunciar u ofrecer sus servicios únicamente a Instituciones asistenciales y a médicos especialistas.

Art. 91º-Los psicólogos podrán actuar:

a) en psicopatología únicamente como colaboradores del médico especializado en psiquiatría, por su indicación y bajo su supervisión, control y con las responsabilidades emergentes de los artículos 39, 49 y 19, inciso 9, debiendo limitar su actuación a la obtención de test psicológicos y a la colaboración en tareas de investigación;
b) en medicina de recuperación o rehabilitación como colaboradores del médico especializado y con las mismas limitaciones del inciso precedente.

Para actuar en tal carácter deberán solicitar autorización previa a la Secretaría de Estado de Salud Pública y cumplir los requisitos que la misma establezca. Les estáprohibido toda actividad con personas enfermas fuera de lo expresamente autorizado en los párrafos precedentes, así como la práctica del psicoanálisis y la utilización de psicodrogas.

Capítulo XI -
De los Auxiliares de Laboratorio

Art. 92º-Se entiende como ejercicio auxiliar de laboratorio las tareas secundarias de laboratorio con exclusión de la interpretación de datos analíticos y/o pruebas funcionales y/o diagnóstico.

Art. 93º-Podrán ejercer la actividad a que se refiere el artículo precedente los que posean título de auxiliar de laboratorio o título de Doctor o Licenciado en Ciencias Biológicas, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 94º-Los que ejerzan como auxiliares de laboratorio podrán actuar únicamente bajo indicación y control directo del profesional y en el límite estricto de su autorización.

Art. 95º-Los auxiliares de laboratorio podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales oficiales o privados habilitados, como personal auxiliar de profesional habilitado con laboratorio autorizado por la Secretaría de Estado de Salud Pública. Deberán solicitar de la Secretaría de Estado de Salud Pública la correspondiente autorización.
Los auxiliares de laboratorio podrán ofrecer sus servicios exclusivamente a instituciones asistenciales y a los profesionales comprendidos en el Título IV de esta ley.

Capítulo XII -
De los Auxiliares de Anestesia

Art. 96º-Se entiende como ejercicio auxiliar de la anestesia las actividades de colaboración con el médico especializado en la aplicación de las mismas y el cuidado y preparación del material a utilizar.

Art. 97º-Podrán ejercer la actividad a que se refiere el artículo precedente los que posean título de Auxiliar de Anestesia, acorde con lo dispuesto por el artículo 44 en las condiciones que se reglamenten.

Art. 98º-Los que ejerzan como auxiliares de anestesia podrán actuar únicamente bajo indicacióny control directo del profesional y en el límite estricto de su autorización. En ningún caso podrán aplicar anestesia.
Sin perjuicio de las penalidades impuestas por esta ley, los que actuaren fuera de los límites en que deben ser desarrolladas sus actividades, serán denunciados por infracción al artículo 208 del Código Penal.

Art. 99º-Los auxiliares de anestesia podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales oficiales o privados habilitados y/o como personal auxiliar de médico especializado.

Art. 100º-Los auxiliares de anestesia no podrán ofrecer sus servicios al público; sólo podrán anunciarse u ofrecer sus servicios a profesionales especializados o a instituciones asistenciales.

Capítulo XIII -
De los Fonoaudiólogos

Art. 101º-Se entiende como ejercicio de la fonoaudiología la medición de los niveles de audición (audiometría) y la enseñanza de ejercicios de reeducación o rehabilitación de la voz, el habla y el lenguaje a cumplirse por el paciente.

Art. 102º-La fonoaudiología podrá ser ejercida por las personas que posean título de Doctor en Fonología, Doctor o Licenciado en Lenguaje, Licenciado en Comunicación Humana. Fonoaudiólogo, Reeducador Fonético, Técnico en Fonoaudiología, Auxiliar de Fonoaudiología o similares, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 103º-Los que ejerzan la fonoaudiología podrán actuar únicamente por indicación y bajo control médico, debiendo actuar dentro de los límites de su autorización.

Art. 104º-Los fonoaudiólogos podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales oficiales o privados y como personal auxiliar de médico habilitado.
Podrán anunciar u ofrecer sus servicios únicamente a instituciones asistenciales y a profesionales.

Capítulo XIV -
De los Ortópticos

rt. 105º-Se entiende como ejercicio de la ortóptica, la enseñanza de ejercicios de reeducación de estrábicos y amblíopes a cumplirse por el paciente.

Art. 106º-La ortóptica podrá ser ejercida por las personas que posean título de Ortóptico, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 107º-Los que ejerzan la ortóptica podrán actuar únicamente por indicación y bajo control de médico habilitado, debiendo actuar dentro de los límites de su autorización.

Art. 108º-Los ortópticos podrán realizar el ejercicio de su actividad exclusivamente en establecimientos asistenciales oficiales o privados y como personal auxiliar de médico habilitado.

Art. 109º-Les está prohibido a los ortópticos técnicos y a los kinesiólogos desempeñarse como ortópticos.

Capítulo XV - De las Visitadoras de Higiene

Art. 110º-La actividad de las visitadoras de higiene comprende la colaboración con los profesionales en los estudios higiénico-sanitarios, labores de profilaxis, contralor de tratamientos y difusión de conocimientos de medicina y odontología preventivas.

Art. 111º-Podrán ejercer la actividad a que se refiere el artículo precedente las que posean el título de "visitadoras de higiene", acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 112º-Las que ejerzan como visitadoras de higiene podrán actuar únicamente por indicacióny bajo control médico u odontólogo habilitado y dentro de los límites de su autorización.

Art. 113º-Las visitadoras de higiene podrán realizar el ejercicio de sus actividades exclusivamente en establecimientos asistenciales, oficiales o privados habilitados, en instituciones u organismos sanitarios y en establecimientos industriales en las condiciones que establece el artículo anterior y no podrán ofrecer sus servicios al público.

Art. 114º-Queda prohibido a las visitadoras de higiene:

a) aplicar terapéuticas;
b) anunciarse al público;
c) desarrollar actividades que están reservadas a las enfermeras;
d) instalarse con local o consultorio.

Capítulo XVI -
De los Técnicos en Ortesis y Prótesis

Art. 115º-Se entiende por ejercicio de la Técnica Ortésica y Protésica el anuncio, expendio, elaboración y/o ensamble de aparatos destinados a corregir deformaciones y/o sustituir funciones y/o miembros del cuerpo perdidos.

Art. 116º-Podrán ejercer la actividad a la que se refiere el artículo precedente los que posean el título de técnico en ortesis y prótesis o técnico en aparatos ortopédicos, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 117º-Los que ejerzan como técnicos en ortesis y prótesis o técnicos en aparatos ortopédicos podrán actuar únicamente por indicación, prescripción y contralor médico, y exclusivamente en tales condiciones podrán realizar medidas y pruebas de aparatos en los pacientes.

Art. 118º-Los técnicos en ortesis y prótesis o en aparatos ortopédicos podrán realizar actividad privada o en establecimientos asístenciales oficiales o privados habilitados y controlados por la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que se reglamenten.

Art. 119º-Los técnicos en ortesis y prótesis o en aparatos ortopédicos no podrán tener su taller en el consultorio de un médico o anexado al mismo, ni podrán anunciar exámenes ni indicar determinado facultativo. En sus avisos publicitarios deberán aclarar debidamente su carácter de técnicos ortesistas y protesistas o técnicos en aparatos ortopédicos.

Art. 120º-En el caso de que un médico especia!izado elabore las prótesis de sus pacientes podrá tener bajo su dependencia a un técnico en ortesis y prótesis o a un técnico en aparatos ortopédicos, debiendo el taller ser habilitado por la Secretaría de Estado de Salud Pública, y no podrátener en ningún caso las características de un establecimiento comercial o de libre acceso del público.

Capítulo XVII -
De los Técnicos en Calzado Ortopédico

Art. 121º-Se entiende como ejercicio de la técnica en calzado ortopédico, anunciar, elaborar o expender calzado destinado a corregir malformaciones, enfermedades o sus secuelas de los pies.

Art. 122º-Podrán ejercer la actividad a que se refiere el artículo precedente las personas que posean el título de Técnicos en Calzado Ortopédico, acorde con lo dispuesto por el artículo 44, en las condiciones que se reglamenten.

Art. 123º-Los que ejerzan como técnicos en calzado ortopédico podrán actuar únicamente por indicación, prescripción y contralor de médico especialista. Exclusivamente en estas condiciones podrán realizar medidas y pruebas de calzado en los pacientes.

Art. 124º-Los técnicos en calzado ortopédico podrán realizar su actividad privadamente en establecimientos oficiales o privados, en establecimientos comerciales (zapaterías ortopédicas), habilitadas y controladas por la Secretaría de Estado de Salud Pública en las condiciones que ésta determine.

TÍTULO VIII -
DE LAS SANCIONES

Art. 125º-En uso de sus atribuciones de gobierno de las matrículas y control del ejercicio de la medicina, odontología y actividades de colaboración, la Secretaría de Estado de Salud Pública, sin perjuicio de las penalidades que luego se determinan y teniendo en cuenta la gravedad y/o reiteración de las infracciones, podrá suspender la matrícula o la habilitación del establecimiento, según sea el caso.
En casos de peligro para la salud pública suspenderlas preventivamente por un término no mayor de noventa (90) días, mediante resolución fundada.

Art. 126º-Las infracciones a lo dispuesto en la presenta ley, a las reglamentaciones que en su consecuencia se dicten y a las disposiciones complementarias que dicte la Secretaría de Estado de Salud Pública serán penadas por los organismos competentes de la misma con:

a) Apercibimiento;
b) Multas de cinco mil ($ 5.000 m/n) a cinco millones ($ 5.000.000 m/n) de pesos moneda nacional;
c) Inhabilitación en el ejercicio de un (1) mes a cinco (5) años (suspensión temporaria de la matrícula);
d) Clausura total o parcial, temporaria o definitiva del consultorio, clínica, instituto, sanatorio, laboratorio o cualquier otro local o establecimiento donde actuaren las personas que hayan cometido la infracción.

La Secretaría de Estado de Salud Pública de la Nación, a través de sus organismos competentes, está facultada para disponer los alcances de la medida, aplicando las sanciones separada o conjuntamente, teniendo en cuenta los antecedentes del imputado, la gravedad de la falta y sus proyecciones desde el punto de vista sanitario.

Art. 127º-En los casos de reincidencia en las infracciones, la Secretaría de Estado de Salud Pública podrá inhabilitar al infractor por el término de un (1) mes a cinco (5) años, según los antecedentes del imputado, la gravedad de la falta y su proyección desde el punto de vista sanitario.

Art. 128º-La reincidencia en la actuación fuera de los límites en que ésta debe ser desarrollada harán pasible al infractor de inhabilitación de un (1) mes a cinco (5) años, sin perjuicio de ser denunciado por infracción al artículo 208 del Código Penal.

Art. 129º- El producto de las multas que aplique la Secretaría de Estado de Salud Pública de conformidad a lo establecido en la presente ley, ingresará al Fondo Nacional de la Salud.

TÍTULO IX -
DE LA PRESCRIPCIÓN

Art. 130º-Las acciones para poner en ejecución las sanciones prescribirán a los cinco (5) añ os de cometida la infracción; dicha prescripción se interrumpirá por la comisión de cualquier otra infracción a la presente ley, a su reglamentación o a las disposiciones dictadas en consecuencia.

TITULO X -
DEL PROCEDIMIENTO

Art. 131º-Comprobada la infracción a la presente ley, a su reglamentación o a las disposiciones que en consecuencia dicte la Secretaría de Estado de Salud Pública, se citarápor telegrama colacionado o por cédula al imputado a efectos de que comparezca a tomar vista de lo actuado, formular sus descargos, acompañar la prueba que haga a los mismos y ofrecer la que no obre en su poder, levantándose acta de la exposición que efectúe, ocasión en la que constituiráun domicilio.
En el caso de que las circunstancias así lo hagan aconsejable o necesario, la Secretaría de Estado de Salud Pública podrá citar al infractor por edicto.
Examinados los descargos y/o informes que los organismos técnico-administrativos produzcan se procederáa dictar resolución definitiva.

Art. 132º-Si no compareciera el imputado a la segunda citación sin justa causa o si fuere desestimada !a causa alegada para su inasistencia, se hará constar tal circunstancia en el expediente que se formará en cada caso y decretándose de oficio su rebeldía, se procederásin más trámite al dictado de la resolución definitiva.
Cuando por razones sanitarias sea necesaria la comparecencia del imputado se podrá requerir el auxilio de la fuerza pública, a tales efectos.

Art. 133º-Cuando la sanción a imponerse fuera de la inhabilitación por más de un añ o, el asunto será pasado previamente. en consulta al señor Procurador del Tesoro de la Nación.

Art. 134º-Toda resolución definitiva deberá ser notificada al interesado, quedando definitivamente consentida a los cinco (5) días de la notificación si no presentara dentro de ese plazo el recurso establecido en el artículo siguiente.

Art. 135º-Contra las resoluciones que dicten los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública, sólo podrá interponerse recurso de nulidad y apelación ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Federal y Contencioso Administrativo cuando se trate de penas de clausura, multa superior a cien mil pesos moneda nacional ($ 100.000) o inhabilitación, establecidas en el artículo 126, dentro del plazo fijado por el artículo 134, y tratándose de penas pecuniarias previo pago del total de la multa y dentro del mismo plazo.
En los demás casos las resoluciones que se dicten harán cosa juzgada.

Art. 136º-En los recursos interpuestos ante el órgano jurisdiccional de acuerdo con lo establecido en el artículo precedente, se correrá vista a la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 137º-En ningún caso se dejarán en suspenso por la aplicación de los procedimientos de la condena condicional las sanciones impuestas por infracción a las disposiciones de la presente ley, de su reglamentación o de las disposiciones que se dicten en consecuencia, y aquéllas una vez consentidas o confirmadas, podrán ser publicadas oficialmente, expresando el nombre de los infractores, la infracción cometida y la pena que le fuera impuesta.

Art. 138º-Cuando la Secretaría de Estado de Salud Pública efectúe denuncias por infracciones a las disposiciones del Capítulo "Delitos contra la Salud Pública" del Código Penal deberá remitirlas al órgano jurisdiccional formulando las consideraciones de hecho y de derecho referentes a la misma.
Los agentes fiscales intervinientes solicitarán la colaboración de un funcionario letrado de la Secretaría de Estado de Salud Pública, para la atención de la causa, suministro de informes, antecedentes, pruebas y todo elemento que pueda ser útil para un mejor desenvolvimiento del trámite judicial, pudiendo además acompañar al agente fiscal a las audiencias que se celebren durante la tramitación de la causa.

Art. 139º-En el caso de que no fueran satisfechas las multas impuestas una vez consentidas, la Secretaría de Estado de Salud Pública elevará los antecedentes al Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Federal y Contencioso Administrativo para que las haga efectivas por vía de apremio y el Ministerio Fiscal o el Apoderado Fiscal ejercerán en el juicio la representación de la Nación.

Art. 140º-Los inspectores o funcionarios debidamente autorizados de la Secretaría de Estado de Salud Pública tendrán la facultad de penetrar en los locales donde se ejerzan actividades aprehendidas por la presente ley durante las horas destinadas a su ejercicio y, aun cuando mediaren negativas del propietario, director o encargado, estarán autorizados a penetrar en tales lugares cuando haya motivo fundado para creer que se estácometiendo una infracción a las normas de esta ley.
Las autoridades policiales deberán prestar el concurso pertinente a solicitud de aquéllos para el cumplimiento de sus funciones.
La negativa injustificada del propietario, director o encargado del local o establecimiento, lo hará pasible de una multa de cincuenta mil ($ 50.000) a quinientos mil ($ 500.000) pesos moneda nacional según sus antecedentes, gravedad de la falta y/o proyecciones de ésta desde el punto de vista sanitario.
Los jueces con habilitación de día y hora, acordarán de inmediato a los funcionarios designados por los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública, la orden de allanamiento y el auxilio de la fuerza pública, si estas medidas son solicitadas por aquellos organismos.

Art. 141º-El Poder Ejecutivo Nacional podrá actualizar el monto de las multas cuando las circunstancias así lo hicieren aconsejable.

Art. 142º-El poder Ejecutivo Nacional reglamentarála presente ley dentro de los noventa (90) días de su promulgación.

Art. 143º-Quedan derogadas la Ley Nº13.970 y los Decretos números 6.216/44 (Ley 12.912), 40.185/47, 8.453/63 y Decreto-Ley número 3.309/63.

Art. 144º-Comuníquese; publíquese; dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese - ONGANIA -Roberto Petracca - Ezequiel A.D. Holmberg.

REGLAMENTACIÓN DE LA LEY Nro. 17.132
DECRETO Nº 6.216
Agosto 30 de 1967.

Visto la sanción de la Ley 17.132 que establece normas para el ejercicio de la Medicina, Odontología y Actividades de Colaboración; y Considerando:

que la Secretaría de Estado de Salud Pública ha proyectado la correspondiente reglamentación, el Presidente de la Nación Argentina decreta:

Artículo 1º- Apruébase el cuerpo de disposiciones adjunto que constituye el Reglamento de la Ley 17.132.

Art. 2º- Facúltase a la Secretaría de Estado de Salud Pública para dictar las normas reglamentarias complementarias, aclaratorias o interpretativas que requiera la aplicación del decreto reglamentario que se aprueba por el presente.

Art. 3º- El presente decreto será refrendado por el señor Ministro de Bienestar Social y firmado por el señor Secretario de Estado de Salud Pública.

Art. 4º- Comuníquese; publíquese; dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. Ongania -Julio E. Alvarez - Ezequiel A. D. Holmberg.

REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 17.132

Art. 1º- La Secretaría de Estado de Salud Pública determinará el organismo competente, a los efectos de la aplicación de la Ley 17.132.

Art. 2º-Sin reglamentación.

Art. 3º- Las entidades dedicadas a la higiene y estética de las personas no podrán realizar ni anunciar actividades de índole médica.
La Secretaría de Estado de Salud Pública podráautorizar la instalación de consultorio médico en tales entidades cuando por inactividad que desarrollen (gimnasios, casas de baño, etc.), sea conveniente efectuar exámenes médicos previos a la utilización de las instalaciones. En caso que efectúen masajes corporales, deberán ajustarse a lo dispuesto en los artículos 53 a 57 de la Ley y sus reglamentaciones.

Art. 4º- Sin reglamentación.

Art. 5º- Para inscribir sus títulos o certificados habilitantes y obtener la matriculación, los interesados deberán:

a) presentar el título, habilitación, o reválida debidamente, legalizados;
b) presentar comprobante de identidad;
c) registrar su firma en la Secretaría de Estado de Salud Pública.

En los casos que los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública lo crean conveniente podrán solicitar fotocopia autenticada del título original y recabar los antecedentes y verificaciones que estimen necesarios al organismo otorgante del título.
La Secretaría de Estado de Salud Pública organizará y llevará los registros de matrículas, adecuándolas a las necesidades que la misma determine.

Art. 6º- El contraIor de las prestaciones será efectuado por el organismo que la Secretaría de Estado de Salud Pública determine, el cual estaráfacultado para solicitar la colaboración y/o asesoramiento de los organismos que. considere necesarios para el mejor cumplimiento de sus funciones.

Art. 7º- Para obtener la habilitación de los locales y/o establecimientos como asimismo la aprobación de su denominación, deberán reunir condiciones de construcción, higiénico-sanitarias, contar con instrumental, equipos y adecuado número de profesionales especializados y colaboradores, acorde con la actividad y orientación que se imprimirá a la entidad, debiendo la Secretaría de Estado de Salud Pública fijar los requisitos mínimos exigibles.
A las instituciones en vías de instalación, ampliación y/o reforma, la Secretaría de Estado de Salud Pública podrá conceder habilitaciones parciales y/o provisorias por un plazo mayor de ciento ochenta (180) días siempre que a su juicio se cumplan las condiciones mínimas exigibles para asegurar las adecuadas prestaciones.

Art. 8º- La Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires designará, a solicitud de la Secretaría de Estado de Salud Pública, su representante para integrar la Junta Médica la que deberá reunirse, practicar los exámenes y expedirse dentro de los diez (10) días hábiles de su integración, plazo que, por razones fundadas podrá ser prorrogado a veinte (20) días. L:a ausencia del médico de parte no impediráel cometido de la Junta.

Art. 9º- Sin reglamentación.

Art.10º-Los anuncios o publicidad deberán ajustarse a las disposiciones siguientes:

a) No se podrán utilizar términos encomiásticos, superlativos ni imperativos;
b) No se podrán anunciar formas de. tratamiento, diagnóstico o pronóstico ni síntomas que integren la patología de una especialidad;
c) El anuncio de especialidades se haráde acuerdo a la denominación de las materias del plan de estudios cursados y/o a la nomenclatura o sinonimia que establezca la Secretaría de Estado de Salud Pública;
d) Los anuncios no podrán exceder del tamañ o que fije la Secretaría de Estado de Salud Pública;
e) Los establecimientos deberán anunciarse con la denominación que fueran habilitados por la Secretaría de Estado de Salud Pública;
f) Sólo podrán utilizar anuncios luminosos los establecimientos con servicio de guardia permanente en las condiciones que establezca la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 11º-Sin reglamentación.

Art. 12º-Sin reglamentación.

Art. 13º-En los casos:

1º) Del inciso e), las instituciones contratantes deberán solicitar a la Secretaría de Estado de Salud Pública la pertinente autorización presentando la documentación probatoria del acto y acreditando la idoneidad del contratado;
2º) Del inciso f), el profesional que solicite la consulta debe comunicarlo a la Secretaría de Estado de Salud Pública, dentro de las cuarenta y ocho (48) horas, mediante nota firmada;
3º) En la valoración de los antecedentes de los profesionales extranjeros, la Secretaría de Estado de Salud Pública deberá tener en cuenta el Estatuto de los Refugiados aprobado por Ley 15.869.

Art. 14º-Sin reglamentación.

Art. 15º-La autoridad que procediera a la anulación o invalidación de los títulos, deberá comunicarlo a la Secretaría de Estado de Salud Pública, la que podrá solicitar las informaciones complementarias que juzgue convenientes.

Art. 16º-La habilitación a que se refiere el artículo reglamentado deberáser solicitada a la Secretaría de Estado de Salud Pública, quien la otorgará cuando se hayan cumplido los requisitos establecidos en el artículo 7ºde la Ley y su reglamentación.
El profesional médico que desee ejercer en un consultorio del que no es titular, deberá solicitar la pertinente autorización a la Secretaría de Estado de Salud Pública con el refrendo de aquél.
Todo profesional médico que deje de ejercer en un consultorio o establecimiento habilitado, deberá así comunicarlo a la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 17º-Las certificaciones a que se refiere el artículo reglamentado deberán ser fechadas, firmadas por el profesional médico y ser extendidas u otorgadas en formularios que lleven impresos su nombre y apellido, profesión, número de matrícula y domicilio.

Art. 18º-Sin reglamentación.

Art. 19º-A los efectos de¡ registro de títulos y cargos a los que se refiere el inciso 7º, el profesional médico deberádeclararlos a la Secretaría de Estado de Salud Pública exhibiendo la documentación pertinente y su anuncio debe ajustarse a lo dispuesto en el artículo 10 y su reglamentación.

Art. 20º-En los casos del inciso 25 la Secretaría de Estado de Salud Pública autorizará y habilitará el laboratorio de aquellos profesionales que a su juicio deban contar con tales insta!aciones auxiliares y complementarias para el ejercicio de su especialidad, debiendo solicitar en casos de duda o controversia la opinión de la Facultad de Medicina. En todos los casos los profesionales con laboratorio están obligados a la atención personal y efectiva de! mismo.

Art. 21º-A los efectos de! inciso c), los Colegios o Sociedades Médicas de. cada especialidad, deberán solicitar su reconocimiento a la Secretaría de Estado de Salud Pública acreditando su representatividad y jerarquía científica.
A los efectos del inciso d), el reconocimiento y aprobación de los Servicios Hospitalarios en los que se podráacreditar antigüedad para obtener certificado de "especialista", lo realizará la Secretaría de Estado de Salud Pública a solicitud del titular del Servicio; reconocimiento que podrádejarse sin efecto si las circunstancias así lo hicieran pertinente, debiendo seguirse el mismo procedimiento adoptado para su concesión.

Art. 22º-El libro registro de anestesias deberá ser foliado y encuadernado. Los datos deberán consignarse en forma legible sin dejar espacios en blanco ni alterar el orden de los asientos, sin enmiendas ni raspaduras; ser llevados al día, firmados por el médico a cargo de la anestesia y ser exhibidos a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública a su requerimiento.

Art. 23º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará el petitorio mínimo de elementos con que deberán estar provistos los bancos de sangre y servicios de hemoterapia.
El libro de registro de transfusiones deberá ser foliado y encuadernado. Los datos deberán consignarse en forma legible sin dejar espacios en blanco ni alterar el orden de los asientos, sin enmiendas ni raspaduras, ser llevados al día, firmados por el médico a cargo de las transfusiones y ser exhibidos a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública a su requerimiento.

Art. 24º-En los casos:

a) del inciso 5º), las instituciones contratantes deberán solicitar de la Secretaría de Estado de Salud Pública la pertinente autorización presentando la documentación probatoria del acto y acreditando la idoneidad del contratado;
b) del inciso 6º), el profesional que solicite la consulta debe comunicarlo a la Secretaría del Estado de Salud Pública dentro de las cuarenta y ocho (48) horas, mediante nota firmada.

Art. 25º-La autoridad que procediera a la anulación o invalidación de los títulos, deberá comunicarlo a la Secretaría de Estado de Salud Pública, la que podrá solicitar las informaciones complementarias que juzgue convenientes.

Art. 26º-La habilitación a que se refiere el artículo que se reglamenta deberá ser solicitada a la Secretaría de Estado de Salud Pública, quien otorgará cuando se hayan cumplido los requisitos establecidos en el artículo 7º de la Ley y su reglamentación.
Todo profesional odontólogo que deje de ejercer en un consultorio o establecimiento habilitado, deberáasí comunicarlo a la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 27º-Las certificaciones a que se refiere el artículo reglamentado deberán ser fechadas, firmadas por el profesional odontólogo y ser extendidas u otorgadas en formularios que lleven impresos su nombre y apellido, profesión, número de matrícula y domicilio.

Art. 28º-Sin reglamentación.

Art. 29º-En los casos del inciso 4º, el profesional odontólogo deberá confeccionar las órdenes de ejecución de prótesis dentarias que envíe al mecánico para dentista por duplicado remitiendo un ejemplar al mecánico y reservando el otro, el que deberá exhibir a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública cuando le sea requerida. La obligación de conservar estos ejemplares es de un (1) año.

Art. 30º-Sin reglamentación.

Art. 31º-A los efectos del inciso c), los Colegios o Sociedades Odontológicas de cada especialidad, deberán solicitar su reconocimiento a la Secretaría de Estado de Salud Pública acreditando su representatividad y jerarquía científica.
A los efectos del inciso d), el reconocimiento y aprobación de los Servicios Hospitalarios en los que se podrá acreditar antigüedad para obtener certificado de "especialista", lo realizará la Secretaría de Estado de Salud Pública, a solicitud del titular del Servicio; reconocimiento que podrá dejarse sin efecto si las circunstancias así lo hicieren pertinente, debiendo seguirse el mismo procedimiento adoptado para su concesión.

Art. 32ºLos laboratorios de análisis clínicos deberán obtener su habilitación de la Secretaría de Estado de Salud Pública, a cuyo efecto la solicitud correspondiente deberá ser acompañada del plano de las distintas dependencias y del certificado de Obras Sanitarias de la Nación, referente a la instalación de aguas servidas de que dispone.. Se deberá también manifestar las clases y tipos de análisis que se van a realizar y el material, instrumental y demás elementos con que se cuenta.
La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones higiénico-sanitarias del local y el petitorio mínimo de instrumental, aparatos, útiles de labor y reactivos de que deberán estar dotados, y verificaráperiódicamente su cumplimiento.
Ningún laboratorio podrá admitir análisis para los que no está autorizado ni podrá aceptar el material objeto de los mismos a los fines de servir de intermediario para otro laboratorio.
Ninguna institución asistencial podrá ofrecer al público la realización de análisis si no está efectivamente dotada de un laboratorio de análisis.
Los Directores Técnicos están obligados a la vigilancia efectiva de la realización de los análisis que se practiquen en el laboratorio bajo su dirección y no podrán, bajo ningún concepto, delegar sus funciones en personas no. habilitadas para ello. En el caso de tener que delegar temporariamente dichas funciones deberádenunciarlo previamente a la Secretaría de Estado de Salud Pública, indicando el profesional que ha de reemplazarlo; igualmente deberáproceder cuando se trate del alejamiento definitivo de sus funciones.
Los laboratorios deberán llevar un Registro de Protocolos por orden numérico, debiendo éste ser consignado en los informes que se entreguen al público. En dichos informes deberáfigurar además, el nombre completo del Director Técnico, su título, su número de matrícula y de inscripción en la Secretaría de Estado de Salud Pública, nombre del paciente, nombre del profesional que solicitó el análisis, resultado del mismo, método empleado y ser firmados por el Director Técnico.
A los efectos del artículo reglamentado, entiéndase por extracciones de material las que exigen intervenciones cruentas las que serán realizadas únicamente por médicos, con las excepciones que fija la Ley. Los restantes profesionales autorizados para realizar análisis clínicos, podrán obtener material para análisis de exudados de las cavidades naturales exteriores y accesos superficiales, de linfa y tejido epidérmico por escarificación y compresión y de sondeos gástricos, duodenal o vesical.

Art. 33º-Los laboratorios de exámenes anatomopatológicos deberán obtener su habilitación de la Secretaría de Estado de Salud Pública, a cuyo efecto la solicitud correspondiente deberáser acompañada del plano de las distintas dependencias de que dispone. Se deberá también manifestar las clases y tipos de exámenes anatomopatológicos que se van a realizar y el material, instrumental y demás elementos con que se cuenta.
La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones higiénico-sanitarias del local y el petitorio mínimo de instrumental, aparatos, útiles de labor y reactivos de que deberán estar dotados, y verificaráperiódicamente su cumplimiento.
Ningún laboratorio podráadministrar exámenes anatomopalológicos para los que no está autorizado, ni podrá aceptar el material objeto de los mismos, a los fines de servir de intermedio para otro laboratorio.
Ninguna institución asistencial podrá ofrecer al público la realización de exámenes anatomopatológicos si no está efectivamente dotada de un laboratorio de exámenes anatomopatológicos.
Los Directores Técnicos están obligados a la vigilancia efectiva de la realización de los exámenes anatomopatológicos que se practiquen en el laboratorio bajo su dirección y no podrán, bajo ningún concepto, delegar sus funciones en personas :no habilitadas para ello. En el caso de tener que delegar temporariamente dichas funciones, deberá comunicarlo previamente a la Secretaría de Estado de Salud Pública indicando el profesional que ha de reemplazarlo. Igualmente deberá preceder cuando se trate del alejamiento definitivo de sus funciones.
Los laboratorios deberán llevar un Registro de Protocolos por orden numérico, debiendo éste ser consignado en los informes que se entreguen al público. En dichos informes deberáfigurar además el nombre completo del Director Técnico, su título, número de matrícula y de inscripción en la Secretaria de Estado de Salud Pública; nombre del paciente, nombre del profesional que solicitó el examen, resultado del mismo y ser firmados por el Director Técnico.

Art. 34º-Sin reglamentación.

Art. 35º-La Secretaría de Estado de Salud Pública establecerálos requisitos mínimos a que deberán ajustarse los establecimientos asistenciales, a los efectos de obtener su habilitación.

Art. 36º-Las denominaciones que utilicen los establecimientos asistenciales deberán ser acordes con su real naturaleza y jerarquía, debiendo la Secretaría de Estado de Salud Pública establecer los requisitos mínimos que. exigirápara autorizarlos.

Art. 37º-Sin reglamentación.

Art. 38º-La Secretaría de Estado de Salud Pública podrádisponer la clausura preventiva de un establecimiento mediante resolución fundada y otorgará un plazo prudencial para que el establecimiento corrija sus deficiencias. Si transcurrido el mismo las deficiencias persisten, la Secretaría de Estado de Salud Pública aplicarálas sanciones que determina la Ley que se reglamenta.

Art. 39º-A los efectos de obtener la autorización de instalación de un establecimiento asistencial, los interesados deberán presentar a la Secretaría de Estado de Salud Pública la documentación pertinente que acredite la titularidad de la propiedad.
A los efectos de lo dispuesto en los apartados a), b), c) y d) "in fine" del artículo reglamentado, la Secretaría de Estado de Salud Pública fijarálas condiciones de acuerdo a lo expresado en el artículo 7º.

Art. 40º-Son deberes del Director, en su carácter de tal:

a) controlar que los que se desempeñan como profesionales y/o colaboradores, estén habilitados para el ejercicio de su actividad y autorizados por la Secretaría de Estado de Salud Pública;
b) controlar que las actividades de profesionales, especialistas y/o colaboradores se realicen dentro de los límites de la respectiva autorización;
c) controlar que el ejercicio profesional y/o colaboración sea realizado exclusivamente por aquellos que acrediten idoneidad;
d) velar por que los pacientes reciban el más correcto, adecuado y eficaz tratamiento;
e) adoptar las medidas necesarias para que los pacientes permanezcan internados el tiempo mínimo exigido para su tratamiento;
f) promover a que se envíen a otros establecimientos a los pacientes para cuyo diagnóstico y/o tratamiento, se requieran elementos humanos y/o materiales con los que no cuenta el de su dependencia;
g) garantizar dentro del establecimiento por parte de todo el personal, actitudes de respeto y consideración hacia la personalidad del paciente;
h) asegurar a los pacientes un absoluto respeto a sus creencias permitiendo los servicios religiosos de cualquier confesión;
i) adoptar las medidas necesarias a fin de que el establecimiento bajo su dirección reúna los requisitos exigidos por las autoridades; controlar las condiciones de saneamiento, higiene y limpieza de cada dependencia del establecimiento, así como las condiciones de presentación y comportamiento higiénico del personal;
k) velar por que el establecimiento cuente con los equipos e instrumental necesarios para su eficaz desempeño yde que se mantenga en correctas condiciones de utilización;
l) adoptar los recaudos necesarios para que se confeccionen historias clínicas de los pacientes y que se utilicen en las mismas los nomencladores de morbilidad y mortalidad establecidos por las autoridades sanitarias;
m) adoptar las medidas necesarias para una adecuada conservación y archivo de las Historias Clínicas y de que no se vulnere el secreto profesional;
n) denunciar de inmediato a las autoridades todo caso confirmado o sospechoso de enfermedad de carácter infectocontagioso, susceptible de comprometer la salud pública local y/o la del lugar de procedencia del paciente, debiendo adoptar, además, las medidas necesarias para evitar su propagación;
o) denunciar a la autoridad policial o judicial, hechos y/o actos que pudiesen tener carácter delictuoso;
p) efectuar la correspondiente denuncia y recabar la intervención policial cuando se produzcan accidentes de trabajo del personal del establecimiento.

Art. 41º. -La Universidad de Buenos Aires comunicaráa la Secretaría de Estado de Salud Pública, cuáles son las materias básicas de los cursos de medicina y odontología que los estudiantes deben tener aprobados para poder ser considerados practicantes.
Los Directores de los establecimientos asistenciales deberán exigir que los interesados acrediten su condición de practicantes, previo a la autorización o nombramiento para desempeñar tales tareas en la institución bajo su dirección y, asimismo, de que las desarrolle dentro de los límites de su autorización.

Art. 42º-Sin reglamentación.

Art. 43º-Sin reglamentación.

Art. 44º-A los efectos del inciso d), la Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 45º-Para inscribir sus títulos o certificados habilitantes y obtener la matriculación los interesados deberán presentar los siguientes documentos:

a) título o reválida debidamente legalizado;
b) comprobante de su identidad (Libreta Cívica -Libreta de Enrolamiento - Cédula de Identidad);
c) certificado de domicilio expedido por la Policía Federal; y registrar su firma en la Secretaría de Estado de Salud Pública.

En los casos que los organismos competentes de la Secretaría de Estado de Salud Pública lo crean conveniente podrán solicitar fotocopia autenticada del título original y recabar los antecedentes y verificaciones que estimen necesarias al organismo otorgante del título.
La Secretaría de Estado de Salud Pública organizará y llevará los registros de matrículas, adecuándolas a las necesidades que la misma determine.
Cuando el recurrente por demoras en la obtención de su diploma sólo pueda presentar certificados acreditando los estudios realizados, la Secretaría de Estado de Salud Pública podrá inscribirlo en la matrícula con carácter provisorio por no más de ciento ochenta (180) días, en cuyo lapso el inscripto deberá presentar el diploma habilitante.

Art. 46º-De acuerdo a la forma del ejercicio de su actividad los colaboradores deberán:

en los casos del inciso a), solicitar la habilitación del local;
en los casos del inciso b), solicitar la autorización con la conformidad del profesional;
en los casos del inciso c), solicitar la autorización con la conformidad del Director del establecimiento;
en los casos del inciso d), solicitar la autorización con la conformidad del propietario del establecimiento.

Art. 47º-Los colaboradores que tengan el ejercicio privado autorizado deberán llevar un libro registro de asistidos, encuadernado, foliado, donde deberán consignar en forma legible, sin dejar espacios en blanco ni alterar el orden cronológico de los asientos, sin enmiendas ni raspaduras, los datos de identificación de los asistidos, fecha de alta y baja, diagnósticos y profesional que los envía si así correspondiera y tratamiento efectuado y si otras disposiciones de la ley no establecieran normas especiales.

Art. 48º-Sin reglamentación.

Art. 49º-Sin reglamentación.

Art. 50º-Las obstétricas deberán exigir a toda mujer que asistan eri su embarazo, en el lapso comprendido entre el 7º y 8ºmes del mismo, un certificado de médico especialista en obstetricia que acredite que se trata de un embarazo normal. Dicha constancia deberá ser asentada en su libro de asistidos y el certificado archivado para ser exhibido a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública cuando le sea requerido.
Les está permitido a las obstétricas y/o parteras:

a) ordenar la realización de análisis de orina con el único fin de descartar la evolución patológica;
b) practicar el cateterismo vesicular y enemas;
c) practicar punción de las membranas cuando las condiciones generales o locales lo requieran, siempre que la dilatación del cuello sea completa o casi completa 7 a 8 cm), la presentación del vértice encajada y la pelvis normal;
d) practicar por razón de urgencia la punción de las membranas con dilatación incompleta, en el solo caso de placenta previa marginal o lateral con hemorragia en el acto siempre que se trate de una presentación longitudinal y el segmento de las membranas sea fácilmente accesible; debiendo requerir de inmediato el concurso del médico especializado en obstetricia;
e) practicar la ligadura y sección del cordón umbilical;
f) Practicar la expresión del útero retraído durante el período de alumbramiento, siempre que la placenta esté desprendida y descendida atravesando el cuello uterino dilatado;
g) practicar durante el embarazo los tratamientos vaginales prescriptos por el médico;
h) practicar la episiotomía y su sutura. La sutura de la vagina debe quedar reservada para el médico;
i) practicar el taponamiento vaginal en el caso de gran hemorragia, debiendo requerir el inmediato concurso médico;
j) practicar medicaciones de urgencia, como ser: inyecciones de tónicos cardíacos, analépticos o estimulantes cardiocirculatorios;
k) practicar inyecciones de ocitócicos en los casos de atonía post partum, previa expresión del útero para provocar la expulsión de coágulos;

Prohíbese a las parteras y/u obstétricas:

a) realizar tratamientos de afecciones de la patología ginecotocológica;
b) interrumpir la gestación por cualquier razón provocando el aborto;
c) practicar o completar los dos últimos tiempos de parto en pelviana, descenso de los brazos y extracción de la cabeza, salvo en los casos en que haya expulsión del tronco fetal y/o no se cuente con concurso médico;
d) practicar la extracción digital o instrumental o expulsión del huevo muerto;
e) reducir el útero retroverso o prolapsado;
f) aplicar pesarios en úteros u ocupados;
g) reducir miembros procidentes;
h) corregir presentaciones desviadas;
i) hacer versiones por maniobras internas o mixtas, tanto en feto vivo o muerto, cualquiera que fuese el estado de la madre;
j) efectuar alumbramientos manuales o artificiales para extraer todo o parte de los anexos retenidos, pudiendo hacerlo únicamente cuando la vida de la enferma esté en peligro y el concurso médico tarde en llegar;
k) reducir manual o instrumentalmente el cordón procidente o prolapsado pulsátil, pudiendo hacerlo únicamente cuando no haya posibilidad de hallar un médico;
l) hacer tentativas de dilatar el cuello, aún con el fin de facilitar el parto, salvo por indicación médica;
m) practicar en cualquier caso el raspaje del útero;
n) practicar irrigaciones endouterinas, aunque exista prescripción médica;
o) cortar el frenillo lingual;
p) efectuar ninguna clase de curaciones en vagina o cuello uterino en enfermas portadoras de lesiones ginecológicas, no embarazadas.

Art. 51º-Las obstétricas o parteras deberán solicitar la habilitación de su consultorio privado ante la Secretaría de Estado de Salud Pública.
En los casos de ejercer en instituciones asistenciales deberán solicitar la pertinente autorización con la conformidad del Director de la institución.
Ante la comprobación de la existencia de instrumental médico que no haga a los fines estrictos de su actividad podrá la Secretaría de Estado de Salud Pública proceder a adoptar las medidas de vigilancia y/o denunciar ante la Justicia la posible comisión de delitos.

Art. 52º-Sin reglamentación.

Art. 53º-La kinesiterapia incluye el masaje, vibración, percusión, movilización, reeducación motriz, gimnasia médica, ejercitación con o sin aparatos (y cualquier otro tipo de movimiento metodizado que tenga finalidad terapéutica).
La kinefilaxia incluye el masaje y la gimnasia higiénica y estética, los juegos, deportes, atletismo, entrenamientos deportivos, exámenes kinésico-funcionales y todo movimiento metodizado con o sin aparatos, de finalidad higiénica.
La fisioterapia incluye la termoterapia, hidroterapia, rayos infrarrojos y ultravioletas, ondas cortas y diatermia, iontoforesis, uso de corriente galvánico farádica, ondas sonoras y ultrasónicas.

Art. 54º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiesnto de los títulos que expidan.

Art. 55º-Sin reglamentación.

Art. 56º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones higiénico-sanitarias a que deberán ajustarse los locales y los elementos de que deberán estar dotados los gabinetes kinesiológicos para obtener su habilitación.

Art. 57º-Sin reglamentación.

Art. 58º-Sin reglamentación.

Art. 59º-Las enfermeras ejecutarán las indicaciones formuladas por los profesionales mientras no excedan las atribuciones que les confiere el título de enfermeras.
La administración de medicamentos la efectuarán exclusivamente cumpliendo indicaciones formuladas por escrito, fechadas y firmadas.
En todos los casos las enfermeras deberán consignar en los registros de evolución de los pacientes, con su firma, las fechas y horas en que dieron cumplimiento a las indicaciones del profesional.

Art. 60º-Les estápermitido a las enfermeras universitarias y a las enfermeras diplomadas:

a) observar y controlar los signos y síntomas de los pacientes y consignarlos en los registros respectivos;
b) informar al profesional sobre el estado y evolución de los pacientes y el cumplimiento de las medidas terapéuticas;
c) el cuidado del confort e higiene personal de los pacientes;
d) la vigilancia de la alimentación de los pacientes y del cumplimiento de las prescripciones dietoterápicas;
e) administrar medicamentos por las vías conjuntival, auditiva, nasal, oral, digestiva, rectal, urogenital cutánea, subcutánea e intramuscular;
f) efectuar la preparación del paciente previa a estudios de diagnóstico y/o tratamiento;
g) efectuar vendajes y curaciones planas;
h) efectuar lavajes orales, urogenitales externos y enemas evacuantes;
i) controlar avenamientos;
j) recoger muestras para análisis;
k) realizar tareas de esterilización;
l) preparar el material, instrumental y equipos utilizados en las labores médicas o de enfermería;
m) efectuar desinfección y/o higienización en los locales;
n) supervisar la labor del personal auxiliar de enfermería;
o) registrar las actividades de enfermería.

Las auxiliares de enfermería se desempeñarán como ayudantes de las enfermeras universitarias o diplomadas, no pudiendo realizar atención a los pacientes sin la indicación y/o supervisión de aquéllas.

Les estáprohibido a las enfermeras universitarias o diplomadas o las auxiliares de enfermería:

a) modificar las vías de administración o las dosis de los medicamentos prescriptos sin autorización expresa del profesional;
b) efectuar indicaciones terapéuticas;
c) efectuar diagnóstico o pronósticos;
d) practicar vendajes enyesados;
e) administrar medicamentos por vía endovenosa.

Art. 61º-La Secretaría de Estado de Salud Pública procederáa reglamentar y establecer los límites de la actuación cuando reconozca cursos de especialización en enfermería.

Art. 62º-Sin reglamentación.

Art. 63º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 64º-Le está permitido al terapista ocupacional:

1) efectuar tratamiento para la recuperación de las funciones físicas y/o. mentales ya evaluadas o en vía de evaluación, para la readaptación del paciente a su ambiente familiar, social y de trabajo, por medio de actividades laborales, artísticas, recreativas o sociales;
2) realizar evaluaciones de: a) la función seno matriz; b) función previa y posterior del equipamiento ortésico y protésico; c) grado de independencia personal y d) capacidad laboral. Todas con el fin de obtener los datos que. le permitan planificar el tratamiento ocupacional y evaluar los progresos obtenidos por medio del mismo;
3) seleccionar la o las actividades más adecuadas para el logro de los objetivos específicos por la prescripción médica eligiendo artesanías, trabajos en la industria o comercio, tareas de oficina, ocupaciones agrícolas, actividades artísticas, quehaceres domésticos, juegos y recreaciones y prácticas de convivencia social.
4) colaborar en la adaptación de los pacientes crónicos a su medio familiar o institución, procurando la máxima utilización de sus facultades remanentes;
5) indicar a los familiares del paciente la forma que debe adquirir su colaboración para contribuir al tratamiento ocupacional en el hogar y a la mejor adaptación física y/o psíquica del paciente a su ambiente;
6) acompañar al paciente en sus salidas fuera del ámbito hospitalario o del hogar, contribuyendo a su integración progresiva a la comunidad.

Les estáprohibido a los terapistas ocupacionales:

1) suspender o dar por finalizado el tratamiento sin la debida autorización médica;
2) utilizar kinesiterapia o fisioterapia;
3) utilizar tests psicométricos en las evaluaciones.

Art. 65º-Sin reglamentación.

Art. 66º-Los ópticos técnicos no podrán efectuar publicaciones sobre presuntas ventajas de orden científico ni inducir a engaños sobre tratamientos y corrección de afecciones oculares. Sólo podrán efectuar publicaciones sobre las ventajas estéticas o técnicas ya comprobadas. Los ópticos directores técnicos y los titulares de los establecimientos de óptica serán responsables de incumplimiento de las normas precedentes. Queda prohibida toda publicidad por parte de personas no habilitadas en relación a la actividad de óptica técnica.

Art. 67º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 68º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará el petitorio mínimo de aparatos, útiles y cristales de que deberán estar dotadas las casas de óptica para obtener su habilitación. El óptico técnico será personalmente responsable de la calidad de los lentes que expenda, los que deberán estar ajustados a las condiciones que fije la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 69º-El óptico técnico sólo podrá actuar por prescripción médica, la que deberá ajustarse a las siguientes condiciones:

A. Para anteojos correctores:

1) expresar las fórmulas ópticas para cada ojo;
2) estar formuladas en castellano;
3) no contener signos o claves especiales que no puedan ser interpretados por cualquier óptico técnico.

B. Para lentes de contacto

1) diagnóstico de la ametropía. En caso de queratocono consignar el grado del mismo;
2) visión óptima para cada ojo tomada en escala internacional consignando la fórmula de cada cristal;
3) distancia al vértice usada;
4) radios de curvatura mayor y menor de cada córnea (área óptica);
5) radio de curvatura base o de apoyo elegida para cada lente (consagrándola en dioptrías o milímetros) y su poder dióptrico correspondiente, previa deducción de la distancia al vértice;
6) diámetro aproximado para cada lente y tipo de biselación marginal;
7) tipo de material a emplearse: filtrante, polarizado, etcétera.

Las prescripciones de lentes de contacto deberán estar formuladas en castellano y no contener signos o claves que no puedan ser interpretados por cualquier óptico técnico especializado en lentes de contacto.
El óptico técnico una vez confeccionado el lente de contacto deberá enviar al paciente. al médico, a los efectos del control de la adaptación, refracción global, etc., debiendo ser éste quien otorgue la autorización final para su uso.

Art. 70º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones a que deberán ajustarse los establecimientos de óptica para obtener su habilitación, los que deberán disponer como mínimo de un local destinado a despacho al público y otro destinado a taller.
El expendio y adaptación de lentes de! contacto sólo podrá efectuarse en establecimientos dedicados a tal fin.
En el caso de que un establecimiento de óptica se dedique al expendio de lentes correctores y lentes de contacto, los locales dedicados a las respectivas actividades deberán ser totalmente independientes y ajustarse a lo que la Secretaría de Estado de Salud Pública específicamente determine.
Las solicitudes de habilitación correspondiente, deberán ser acompañadas de los elementos que permitan la individualización de los propietarios o socios en su caso; de los planos del local, de la declaración jurada en la que manifiesten poseer todos los elementos exigidos en el petitorio que fije la Secretaría de Estado de Salud Pública, así como los datos personales del óptico técnico que estaráal frente de la misma.
Una vez otorgadas las habilitaciones a que se alude en los párrafos procedentes no se podrá introducir modificación alguna en la distribución de los locales sin autorización previa de la Secretaría de Estado de Salud Pública.
En los establecimientos de óptica deberá exhibirse el título del óptico director técnico de la misma, con la constancia de su matriculación, y en el frente del local anunciarse su nombre con el número de matrícula y de habilitación. Iguales leyendas se imprimirán en los papeles comerciales y de propaganda.
En los establecimientos de óptica deberán llevarse libros sellados y rubricados por la Secretaría de Estado de Salud Pública, destinados a lentes de contacto, lentes correctores y prótesis oculares; en los cuales se anotarán en cada caso certificadas con la firma del óptico director técnico, la naturaleza de los trabajos, el nombre del médico que lo prescribió y la fecha de entradas y salidas.
Las prescripciones médicas después de asentarlas en e! correspondiente libro recetario serán devueltas al paciente firmadas, fechadas y selladas, con excepción de las prescripciones de lentes de contacto, las que deberán ser retenidas por el óptico técnico.
Los libros mencionados y las prescripciones de lentes de contacto serán puestos a disposición y exhibidos a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública a su requerimiento. Los ópticos directores técnicos de establecimientos de óptica están obligados a permanecer en la misma durante todo el horario de atención al público.

Queda prohibido a los establecimientos de lentes correctores:

a) la existencia en los mismos de todos aquellos elementos que puedan emplearse para prescribir anteojos correctores tales como monturas de prueba, tablas optométricas, cartillas de lectura con escalas graduadas, fotósforos oftalmológicos, esculascopios, oftalmoscopios, queratómetros, lámparas de hendidura, cámaras oscuras o habitaciones destinadas a tal fin;
b) la tenencia de anteojos correctores de cualquier tipo que no estén acompañados por la respectiva receta médica. con excepción de los que se hubieren entregado para composturas, y siempre que el estado de los cristales permita conocer exactamente su valor dióptrico, posición de !os ejes y demás características técnicas de los mismos;
c) a tenencia de cajas de probines de prueba, la que puede ser sustituida por el frontofotómetro o lensómetro;
d) prescribir, administrar. elaborar o despachar colirios u otros medicamentos, cualquiera fuese su fórmula farmacéutica. Sólo podrán utilizarse y/o despacharse las soluciones para limpieza y/o conservación de !os cristales.

Art. 71º-Considérase óptico técnico especializado en lentes de contacto a aquellas personas que además de título hayan aprobado cursos de especialización reconocidos por las Escuelas de Salud Pública o acrediten haber cursado en su carrera Ias materias inherentes a tal especialidad.
La Secretaría de Estado de Salud Pública reconoceráa los ópticos técnicos en tales condiciones como "ópticos técnicos especializados en lentes de contacto", reservando la denominación de "contactólogos" para los médicos oftalmólogos que hayan aprobado la especialidad en curso idóneo de posgraduados, de acuerdo a los que oportunamente dispongan y autoricen las universidades.

Art. 72º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones y elementos de que deberán estar dotados los establecimientos de óptica dedicados a lentes de contacto, teniendo en cuenta lo determinado en el artículo 70.
Ningún establecimiento de óptica podráanunciar la confección y adaptación de lentes de contacto si no se cuenta con la pertinente habilitación de la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 73º-En todos los casos los ópticos técnicos deberán solicitar la pertinente autorización a la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 74º-Sin reglamentación.

Art. 75º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 76º-Los mecánicos para dentistas llevarán un libro sellado y rubricado por la Secretaría de Estado de Salud Pública donde consignarán por orden cronológico los trabajos recibidos para su ejecución, debiendo constar claramente la naturaleza de los mismos, nombre del profesional que lo indicó, fecha de entrada y salida. Dicho libro deberá exhibirse a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública a su requerimiento.
Toda prótesis dental que ejecuten los mecánicos para dentistas deberáestar justificada por la correspondiente orden escrita, emanada de un odontólogo. En dichas órdenes deberáhacerse constar: nombre del mecánico para dentistas a quien se solicita el trabajo, naturaleza y especificación detallada del mismo, fecha, nombre y firma del odontólogo que lo ordena. Estas boletas deberán ser devueltas al odontólogo juntamente con el trabajo terminado, después de haberse tomado nota en el libro registro correspondiente.

Art. 77º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará las condiciones y los elementos de que deberán estar provistos los talleres de mecánicos para dentistas para obtener su habilitación.
En caso de que un odontólogo tenga bajo su dependencia un mecánico para dentista deberá solicitar la autorización correspondiente ante la Secretaría de Estado de Salud Pública.

Art. 78º-Sin reglamentación.

Art. 79º-Sin reglamentación.

Art. 80º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 81º-Les estápermitido a las dietistas:

a) en la alimentación del hombre y colectividades sanas: podrán dirigir sin asesoramiento médico todas las etapas relacionadas con la alimentación de colectividades sanas, sean homogéneas o heterogéneas (escuelas, asilos, cárceles, agrupaciones militares, fábricas, campamentos, etc.);
b) en la alimentación del hombre enfermo, únicamente bajo dirección y supervisión médica: podráactuar después de recibir la indicación, descripción o "receta dietética" confeccionada por el médico, realizando: la selección de alimentos, la elección de formas de preparación, la vigilancia del cumplimiento efectivo de la dieta y la educación alimentarla del enfermo;
c) en la alimentación de colectividades enfermas: podrán actuar, sin necesidad obligatoria de supervisión médica, dirigiendo los Servicios de Alimentación de los establecimientos asistenciales (Compra, almacenamiento, preparación y servicio de los alimentos);
d) en divulgación y docencia: podrán enseñ ar lo referente a alimentos, alimentación del individuo sano y realización de regímenes para enfermos, a nivel individual o colectivo. (escuelas, etc.);
e) investigación: podrán realizar sin asesoramiento médico investigaciones relacionadas con: la alimentación de individuos sanos; la realización de la alimentación de colectividades sanas (comedores colectivos), de la técnica dietética (modificaciones físicas y químicas que sufren los alimentos al ser sometidos a operaciones coquinarias) y la organización de servicios de alimentación.

Las investigaciones relacionadas con la alimentación de enfermos (dietoterapia), sólo podrán efectuarlas bajo control y supervisión médica.

Art. 82º-En los locales destinados al ejercicio de los dietistas, no podráhaber instrumental médico.

Art. 83º-Sin reglamentación.

Art. 84º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 85º-Los auxiliares de radiología.

A. En radiología pueden:

1) efectuar las indicaciones a los pacientes referentes a la correcta posición a adoptar para la obtención de las radiografías;
2) efectuar los disparos para la obtención de las radiografías;
3) efectuar la carga de chasis radiográfico, las labores de cámara oscura (revelado, fijado, secado de películas radiográficas), la preparación de las soluciones utilizadas en los procesos y el cuidado y/o conservación de las pantallas reforzadoras y el material de uso en radiología;
4) administrar sustancias de contraste habituales por vía oral.

Les está prohibido:

1. realizar estudios radioscópicos;
2. informar el resultado de las radiografías;
3. administrar sustancias de contraste no habituales o por otras vías que las expresamente autorizadas.

B. En radioterapia convencional (Rayos X) y en telegammaterapia (bombas de cobalto y cesio) podrán:

1) irradiar a los pacientes, previa planificación de los tratamientos y marcación sobre la piel de los mismos del o los campos de entrada, de acuerdo con las indicaciones técnicas que recibirán por escrito del profesional responsable.
Les estáprohibido efectuar ninguna irradiación si no se satisfacen todos los requisitos indicados en el punto anterior.

C. En radioterapia (fuentes corpusculares, tubos y agujas de radio 226 y cobalto 60), podrán:

1) preparar las fuentes para su posterior aplicación por parte del médico;
2) esterilizar las fuentes.

Les estáprohibido:

1) realizar aplicaciones a los pacientes;
2) retirar al finalizar el tratamiento las fuentes aplicadas a los pacientes.

D. En la utilización de otros tipos de fuentes radiactivas que las mencionadas en los puntos B y C podrán:

1) efectuar mediciones con equipos detectores de radiación siguiendo las indicaciones del profesional responsable.

Les estáprohibido:

1) administrar sustancias radiactivas por cualquier vía o efectuar aplicaciones externas con tales sustancias;
2) efectuar ningún tipo de manipulación con sustancias radiactivas, salvo especialización adicional.

Art. 86º-La Secretaría de Estado de Salud Pública autorizaráel desempeño de los auxiliares de radiología como colaboradores de médicos u odontólogos habilitados cuando se acredite que el profesional ejerceráel control directo de la actividad de los mismos. A tal fin deberán solicitar la correspondiente autorización con el refrendo del profesional.

Art. 87º-Sin reglamentación.

Art. 88º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 89º-Les está permitido a los auxiliares de psiquiatría realizar tests psicométricos y entrevistas para obtener antecedentes e informaciones socio-ambientales de los pacientes.
Les está prohibido efectuar diagnósticos, pronósticos y/o tratamientos.

Art. 90º-La Secretaría de Estado de Salud Pública autorizará el desempeño de los auxiliares de psiquiatría como colaboradores de médico especialista habilitado cuando se acredite que el médico ejercerá el control directo de la actividad de los mismos. A tal fin deberá solicitar la correspondiente autorización con el refrendo del profesional.

Art. 91º-A los efectos del artículo reglamentado:

a) entiéndase como psicólogo las personas que hubiesen obtenido el título de Licenciado en Psicología o de Psicólogo, en las condiciones de los incisos a), b) y c) del artículo 44 de la Ley 17.132;
b) entiéndase por tests psicológicos la computación científica en forma de resultados de las respuestas del paciente a estímulos, situaciones o indicaciones técnicamente efectuadas.

Son tests psicológicos entre otros, los tests de determinación del nivel o modalidad de rendimiento de determinadas funciones del psiquismo; así como los tests de diagnóstico de personalidad con la utilización de técnicas proyectivas, expresivas, lúcidas u otras, realizadas en las condiciones especificadas en el párrafo precedente;

c) entiéndase como tareas de investigación las actividades científicas realizadas por el psicólogo como colaborador del médico especializado, que tengan como objetivo el esclarecimiento y el progreso de la ciencia psicológica en sus distintos aspectos mediante su fundamentación experimental, así como el perfeccionamiento de los métodos e instrumentos técnicos propios de la disciplina, sin asumir en ningún momento características de intervención terapéutica.

Para actuar como colaboradores del médico especializado los psicólogos deberán inscribir sus títulos en la Secretaría de Estado de Salud Pública y solicitar la correspondiente autorización, en las condiciones del artículo 90.
La Secretaría de Estado de Salud Pública llevará un registro de los psicólogos que se desempeñen en las condiciones mencionadas.

Art. 92º-Sin reglamentación.

Art. 93º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de Ios títulos que expidan.

Art. 94º-Les estápermitido a los auxiliares de laboratorio, bajo supervisión y control directo del profesional, colaborar en las tareas técnicas del laboratorio, en la preparación del material y en la limpieza y conservación del instrumental. Bajo ningún concepto podrán suscribir informes o cualquier otra documentación relacionada con los exámenes efectuados ni realizar tareas de control de reactivos o de métodos o microscopía diagnóstica.

Art. 95º- La Secretaría de Estado de Salud Pública autorizaráel desempeño de los auxiliares de laboratorio como colaboradores de profesional habilitado con laboratorio autorizado cuando se acredite que el Profesional ejercerá el control directo de la actividad de los mismos. A tal fin deberán solicitar la correspondiente autorización con el refrendo del profesional

Art. 96º-Sin reglamentación.

Art. 97º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 98º-Les está permitido a los auxiliares de anestesia:

1) la preparación del material para anestesia;
2) la limpieza, esterilización y cuidado de los aparatos para anestesia y el material de trabajo de esa especialidad;
3) la preparación e identificación de soluciones anestésicas o vinculadas al acto anestésico;
4) secundar al médico anestesista en la recepción del paciente, en la inducción de la anestesia, en su mantenimiento y recuperación;
5) la vigilancia del paciente en la Sala de Recuperación y/o Terapia Intensiva.

Les está prohibido:

1) realizar la vigilancia o el contralor de las funciones de pacientes anestesiados, inconscientes o deprimidos por efecto de los fármacos empleados en la anestesia;
2) administrar anestesias.

Art. 99º-La Secretaría de Estado de Salud Pública autorizará el desempeño de los auxiliares de anestesia cuando se acredite que el médico ejerceráel control directo de la actividad de los mismos. A tal fin deberán solicitar la correspondiente autorización con el refrendo del profesional.

Art. 100º-Sin reglamentación.

Art. 101º-Sin reglamentación.

Art. 102º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 103º-Les está permitido a los fonoaudiólogos:

A. El examen de la voz, la palabra y el lenguaje por medio de:

1) interrogatorios;
2) examen de la palabra (espontánea, a la repetición, a la lectura, en el relato, del fonema, la sílaba y la palabra);
3) determinación de la altura y extensión vocal;
4) estudio de la posición de la laringe en reposo y durante la emisíón vocal;
5) medición de los diámetros torácicos;
6) espirometrías;
7) determinación de la pérdida nasal de aire durante la emisión de la palabra;
8) estudio del tiempo de retención del aire de emisión de vocales y sonidos;
9) estudio de la coordinación fonoespiratoria;

B. El examen de la función auditiva (audiometría tonal, logoaudiometría en sus diferentes modalidades); la selección de audífonos y la obtención de moldes auriculares para los mismos.

C. Enseñar y controlar ejercicios de rehabilitación de la voz, el habla y el lenguaje y realizar el adiestramiento auditivo de los hipoacúsicos.

Les está prohibido a los fonoaudiólogos:

a) efectuar exámenes cuya técnica corresponde al médico;
b) realizar maniobras endoscópicas;
c) efectuar diagnósticos o pronósticos;
d) efectuar indicaciones terapéuticas fuera de las expresamente autorizadas.

Art. 104º-La Secretaría de Estado de Salud Pública autorizaráel desempeño de los fonoaudiólogos cuando se acredite que el médico ejercerá el control directo de la actividad de los mismos. A tal fin deberán solicitar la correspondiente autorización con el refrendo del profesional.

Art. 105º-Sin reglamentación.

Art. 106º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 107º-Les está permitido a los ortópticos:

a) comprobar la agudeza visual;
b) enseñar y hacer practicar exclusivamente ejercicios destinados a corregir el estrabismo y la ambliopía. Podrán utilizar los aparatos destinados a estos fines (sinostiscopio; ambioscopio; escala de prismas, escala para agudeza visual, escala tangente de Maddox, varilla de Maddox, visuscopa, proyectoscopa, enfiscopa, pantalla de Lancaster, intervalómetro o similares).

Les está prohibido a los ortópticos: realizar actos sobre el órgano de visión del paciente que impliquen exámenes con fines de diagnóstico, prescripción y/o tratamiento fuera de lo expresamente autorizado.

Art. 108º-La Secretaría de Estado de Salud Pública autorizará el desempeño de los ortópticos cuando se acredite que el médico ejercerá el control directo de la actividad de los mismos. A tal fin deberán solicitar la correspondiente autorización con el refrendo del profesional.

Art. 109º-Sin reglamentación.

Art. 110º-Sin reglamentación.

Art. 111º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 112º-En las campañas de vacunación mediante antígenos inyectables las visitadoras de higiene podrán ser autorizadas a realizar inyecciones subcutáneas e intramusculares con la finalidad de obtener inmunización, debiendo actuar en todos los casos por orden expresa y bajo supervisión y control médico.

Art. 113º-Sin reglamentación.

Art. 114º-Sin reglamentación.

Art. 115º-Sin reg!amentación.

Art. 116. -La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 117º-Los técnicos en ortesis y prótesis podrán:

a) tomar moldes y medidas;
b) elaborar y/o. dar formas al cono de enchufe o al aparato prescripto;
c) alinear estéticamente y duplicar.

Les está prohibido introducir modificaciones a la índicación protésica recibida. El técnico en ortesis y prótesis sólo podrá actuar por prescripción médica, la que deberáajustarse a los siguientes requisitos:

a) estar formulados en castellano;
b) no contener signos o claves que no puedan ser comprendidas por cualquier técnico en ortesis y prótesis;
c) estar debidamente fechadas y firmadas por el médico.

En las prescripciones o indicaciones protésicas deberá hacerse constar:

a) nombre y apellido, edad y sexo del paciente;
b) diagnóstico de la lesión, causa y fecha de iniciación de la misma;
c) si el paciente ha utilizado anteriormente aparatos ortésicos o protésicos, tipo del mismo y tiempo de uso;
d) tipo de ortesis o prótesis a construir;
e) suspensión a utilizar;
f) forma del cono de enchufe o adaptación;
g) angulaciones iniciales a dar;
h) indicaciones para la alineación estática y método a utilizar para la alineación dinámica; i) componente a utilizar, tipo de articulaciones o aparatos terminales;
j) especificación de los materiales a utilizar (madera, aluminio, plásticos o similares);
k) objetivos perseguidos (tareas futuras previstas a desarrollar por el paciente, condiciones y función deseada).

Las pruebas de las ortesis y prótesis que consistan en adaptación clínica y acabado cosmético dinámico deberán ser realizadas en presencia del médico que las prescribió, debiendo ser éste quien otorgue la autorización final para su uso.
Los técnicos en ortesis y prótesis deberán llevar un libro sellado y rubricado por la Secretaría de Estado de Salud Pública, donde consignarán por orden cronológico los trabajos recibidos para su ejecución, naturaleza de los mismos, nombre del profesional que lo indicó, datos de identificación del paciente y fecha de entrada y salida.
La receta protésica deberá ser archivada por el técnico en ortesis y prótesis acompañada de la autorización para el uso, firmada por el médico, por un lapso no inferior a dos años.
El libro rubricado y las recetas archivadas deberán ser exhibidos a los inspectores de la Secretaría de Estado de Salud Pública a su requerimiento.

Art. 118º-Los técnicos en ortesis y prótesis que realicen actividad privada deberán solicitar la habilitación del local a la Secretaría de Estado de Salud Pública, la que fijará las condiciones mínimas a exigir.
En el exterior de los locales deberá figurar el nombre completo del técnico ortesista y protesista, el título correspondiente y el número de matrícula.
Les está prohibido a los técnicos en ortesis y prótesis exhibir en vidrieras a la calle ortesis y prótesis, así como efectuar avisos al público en que figuren las mismas.

Art. 119º-Sin reglamentación.

Art. 120º-Sin reglamentación.

Art. 121º-Sin reglamentación.

Art. 122º-La Secretaría de Estado de Salud Pública fijará los requisitos que deberán cumplir las escuelas para obtener el reconocimiento de los títulos que expidan.

Art. 123º-Les está permitido a los técnicos en calzado ortopédico:

a) tomar moldes y medidas;
b) elaborar y/o dar formas a las hormas y armado del calzado;
c) adaptar estática y dinámicamente;

Les estáprohibido:

a) introducir modificaciones en prescripción médica recibida;
b) anunciarse con otras denominaciones que no sea "técnico en calzado ortopédico".

Las pruebas del calzado ortopédico que consistan en adaptación estática y adaptación dinámica deberán ser realizadas en presencia del médico que lo prescribió, debiendo ser éste quien otorgue la autorización final para su uso.
Los técnicos en calzado ortopédico deberán llevar un libro sellado y rubricado por la Secretaría de Estado de Salud Pública donde consignarán por orden cronológico los trabajos recibidos para su ejecución, naturaleza de los mismos, nombre del profesional que lo indicó, datos de identificación del paciente y fecha de entrada y salida.

Artículos 124ºal 141º- Sin reglamentación.

   

 

cadies
Cámara Argentina de Institutos
de Educación Superior
http://www.cadies.org.ar

Yerbal 1885 - 1406 CABA
Tels. 4632 4885 / 4634 1420
I.G.J. Exp. 59715

informes@cadies.org.ar
presidente@cadies.org.ar
tesoreria@cadies.org.ar

 

 


Quienes somos. Autoridades
Función
Estadísticas del nivel superior
Leyes
Información. Novedades
Listado de instituciones